Moda: De la pasarela de NY, directo al consumidor

NUEVA YORK (AP). La Semana de la Moda de Nueva York comenzó con los anticipos para la primavera boreal, pero los consumidores no necesitan esperar hasta marzo para hacer sus pedidos, y eso podría trastornar el calendario habitual de la moda.

Los diseñadores suelen exhibir sus pantaloncillos y bikinis en septiembre, cuando preparan los envíos a las tiendas, y los suéteres y sacos en febrero para el otoño.

Pero este año, el sitio de internet Moda Operandi colabora con Vogue para alimentar el espíritu de cliquear y comprar de los compradores.

Horas después que diseñadores influyentes como Marc Jacobs y Proenza Schouler exhiban sus productos en la pasarela, muchos de éstos aparecerán en la internet con descripciones y precios, aspectos que antes les preocupaban semanas después de los desfiles. Ahora, estarán inmediatamente disponibles para efectuar los pedidos.

No todos los productos serán enviados inmediatamente, pero para el cliente de alta costura habituado a comprar las grandes marcas, hay una suerte de competencia para ver quién es el primero en hacer sus pedidos.

"Se podrán solicitar estilos a pocos días del desfile", dijo Aslaug Magnusdottir, presidenta y cofundadora de Moda Operandi.

"La Semana de la Moda siempre ha sido un evento pensado para la prensa, con mucha repercusión. Los clientes podían ver todo en la internet, pero no podían adquirir los productos. Tenían que esperar a que sus tiendas locales o en la internet decidiera pedir ese producto, y rogando que tuvieran su medida. Hay una desconexión en esto", dijo Magnusdottir.

La diseñadora Donna Karan, que recibía a los invitados en la puerta de su boutique de la avenida Madison como parte de los sucesos del jueves por la noche, coincidió en que sincronizar las oportunidades de compra con las exhibiciones de los diseñadores es la onda del futuro.

"He venido aquí a celebrar la temporada de la moda durante la temporada", dijo Karan.

Entonces, ¿cuáles son esas tendencias que se podrían ver antes y no después?

BCBG Max Azria y Richard Chai Love fueron de los primeros en exhibir sus productos en las carpas del Lincoln Center.

En medio de las noticias que alborotabban las carpas _la condena de John Galliano por antisemitismo y el discurso del presidente Barack Obama sobre la economía, Max y Lubov Azria trataron de levantar los ánimos, siquiera por el momento.

Su fuerte siguen siendo los vestidos: soleras con tablas anchas, vestidos tan delgados que parecen enaguas, bufandas largas. Y aunque prevalecieron la delicadeza y el recato, no faltaron tops como corpiños y alguna espalda al descubierto.

Los colores predominantes eran gris tiza, piedra claro o rosado, pero también hubo toques de amarillo, azul, coral y verde esmeralda.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada