Muere Yves Saint Laurent

PARÍS (AFP) - Yves Saint Laurent, el modisto que dio nuevos aires de libertad a la mujer y creó un estilo de éxito que mezcla feminidad y masculinidad, murió el domingo en París a los 71 años.

Las exequias de uno de los hombres más influyentes de la moda del siglo XX tendrán lugar el viernes en la iglesia Saint-Roch de París, informó este lunes Pierre Bergé, cofundador de la firma francesa YSL y amigo de Saint Laurent.

La salud del diseñador había empeorado en los últimos meses, hasta el punto de que ya no acudía a la sede de su casa de moda, en el número 5 de la elegante Avenue Marceau de París, transformada en fundación en 2004, donde todavía tenía su oficina.

Pierre Bergé se declaró "conmocionado". En palabras de Bergé, Yves Saint Laurent "acompañó la evolución de la mujer".

"Sabía perfectamente que había revolucionado la alta costura y la importancia que ocupaba en la segunda mitad del siglo XX", afirmó.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, afirmó que con la muerte del diseñador "desaparece uno de los más grandes nombres de la moda, el primero que hizo de la alta costura un arte dándole un alcance planetario".

"Fue y seguirá siendo un gran creador, inventor de una mujer moderna vestida con telas de luz, de seducción y de deseo", afirmó por su lado la ministra de Cultura de Francia, Christine Albanel.

Yves-Mathieu Saint Laurent, nacido el 1 de agosto de 1936 en Orán (Argelia), conoció la gloria muy joven, trabajando desde sus inicios para Christian Dior, a quien sucedió tras la muerte de éste en 1957.

Su línea 'Trapèze' que rompía con las cinturas de avispa de la época, fue un verdadero éxito.

En 1961, creó su propia firma en asociación con Pierre Bergé. Juntos, uno en la creación y el otro en la gestión, construyeron una marca símbolo de la elegancia francesa.

Saint Laurent dio a la mujer una nueva libertad, modernizando la costura y creando un 'prêt-à-porter' -una primicia para un gran modisto- que se inspiraba del guardarropa masculino, simbolizada por el esmoquin femenino.

Gran coleccionista de arte, amante de la ópera y el teatro, Saint Laurent tuvo numerosas fuentes de inspiración, de Picasso a Van Gogh pasando por el Pop Art, y de África a Rusia, así como de la literatura de Shakespeare.

A menudo, el diseñador creaba la noticia o provocaba el escándalo, como hizo en 1971 con el lanzamiento de una colección inspirada en los años 40, cuando posó desnudo para la presentación de un perfume o incluso cuando creó la fragancia 'Opium' en 1977.

"Siempre me he opuesto a las fantasías de algunos que satisfacen su ego a través de la moda. Yo, por el contrario, siempre he querido ponerme al servicio de la mujer. He querido acompañarlas en ese gran movimiento de liberación que conoció el siglo pasado", dijo Yves Saint Laurent cuando anunció su retirada de la alta costura en 2002.

Muy tímido, Saint Laurent reconoció ante la prensa haber vivido momentos de "miedo y terrible soledad. Tranquilizantes y estupefacientes son malas compañías".

La casa Saint Laurent fue vendida en dos ocasiones: en 1993 a Elf-Sanofi y en 1999 al grupo Gucci, filial del grupo francés PPR, que dividió la marca en dos entidades.

En 2002, con ocasión de su despedida, Yves Saint Laurent presentó en el centro de arte moderno George Pompidou de París un desfile restrospectivo de 40 años de creación, al término del cual recibió una gran ovación.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes