Muere el actor Federico Luppi a los 81 años

El actor Federico Luppi, uno de los máximos exponentes de la escena interpretativa hispanoamericana, ha muerto este viernes en Buenos Aires a los 81 años de edad. El intérprete fue ingresado hace dos días en la Fundación Favaloro de la capital argentina debido a un repentino deterioro de su estado de salud que, desgraciadamente, ha tenido el peor desenlace posible en torno a las seis de la mañana del día de hoy.

Ha sido la familia del versátil artista argentino, casado desde hace 10 años con la actriz española Susana Hornos, la que ha confirmado la triste noticia a los medios de su país natal, apuntando además que la causa del deceso estaría ligada a unas nuevas complicaciones derivadas del accidente doméstico que sufrió el pasado mes de abril.

Hace seis meses, el protagonista de películas tan inolvidables como 'Martín Hache' -por la que en 1997 recibió la Concha de Plata a mejor actor en el Festival de San Sebastián-, 'Sol de otoño' y 'Un lugar en el mundo' -sin olvidar su prolífica trayectoria en el teatro y en la dirección- se tropezó en su vivienda y, como consecuencia del fuerte golpe que se dio contra una mesa, se le formó un coágulo en la cabeza que tuvo que ser drenado de urgencia.

En las semanas siguientes al percance, el actor se sometió a un exhaustivo tratamiento para recuperarse por completo de las secuelas del impacto, lo que le llevó a pasar varias semanas internado en el Instituto FLENI (Fundación para la Lucha contra las Enfermedades Neurológicas), una estancia a la que puso fin sin aparentemente demasiadas consecuencias.

Federico Luppi, nacido el 23 de febrero de 1923 en Ramallo, provincia de Buenos Aires, deja un extenso legado artístico de más de 80 películas, así como diversas producciones teatrales y apariciones en televisión. En el año 2001 se trasladó a España, país del que también tiene nacionalidad, donde ese año protagonizó 'El espinazo del diablo', dirigida por Guillermo del Toro y producida por los hermanos Almodóvar. Poco después, Luppi volvería a trabajar con el realizador mexicano en la aclamada 'El Laberinto del Fauno' y, desde entonces, no habría dejado pasar un año sin al menos participar en uno o dos proyectos.

El malogrado intérprete tiene tres vástagos, el actor Gustavo Luppi, su hermana Marcela, y otra hija fruto de una turbulenta relación con la actriz uruguaya Brenda Accinelli, a la que solía pasar una pensión alimenticia pero de la que el propio intérprete reconoció que no tenía interés en conocer. Su anterior convivencia de 10 años con la también intérprete Haydée Padilla tampoco estuvo exenta de polémica, ya que en 2013 esta le acusó de haberle maltratado física y psicológicamente durante su tiempo juntos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes