Murdoch llega a las oficinas del News of the World

LONDRES (AP). Con la última edición del tabloide News of the World en la mano, el magnate de los medios Rupert Murdoch llegó el domingo a su división de prensa británica para hacer frente al creciente escándalo de espionaje telefónico que provocó el cierre del diario sensacionalista.

Las imágenes de televisión mostraron al director general de News Corp. ingresando en un vehículo a las oficinas de News International, en el este de Londres.

Murdoch, de 80 años, estaba sentado en el asiento del copiloto de una camioneta Range Rover roja con una copia en sus manos de la última edición del tabloide dominical más vendido de Gran Bretaña.

El propio público británico se apresuró a comprar la última edición del periódico después de que la publicación de 168 años cerrara sus puertas por el escándalo de escuchas telefónicas ilegales.

En su edición 8.674, el diario se disculpó con los lectores por decepcionarlos, pero no llegó a reconocer los recientes señalamientos de que sus periodistas sobornaron a policías a cambio de información.

"Hemos elogiado los estándares elevados y exigido estándares elevados, pero como estamos dolorosamente conscientes ahora, durante varios años desde 2006 algunos de quienes trabajaron para nosotros, o en nuestro nombre, cayeron vergonzosamente por debajo de esos estándares", dijo un editorial del diario a toda plana.

"Simplemente perdimos el camino. Los teléfonos fueron intervenidos y por esa razón este diario realmente lo lamenta", agregó.

Los señalamientos de que los periodistas del diario sobornaron a policías para contar con información privilegiada, e intervinieron los correos de voz de jóvenes víctimas de asesinato y de familiares de soldados muertos provocaron que la división News International de Murdoch cerrara el diario.

Los acontecimientos han atizado el debate público sobre el papel de los medios de comunicación de Gran Bretaña, en medio de conjeturas de que la investigación policial sobre el News of the World no se detendrá allí y podría abrir una Caja de Pandora en torno a la relación íntima entre los políticos británicos y la prensa sensacionalista.

Murdoch, quien desde hace tiempo ha sido considerado una persona muy influyente entre los medios británicos, enfrenta una vorágine de críticas e indignación, no sólo sobre los nuevos alegatos de irregularidades dentro de su diario sensacionalista, sino también por su decisión de cerrar el tabloide y despedir a 200 periodistas.

La última edición incluyó un agregado especial de 48 páginas que destacó las notas exclusivas del diario y su cobertura de los grandes momentos de la historia.

En la contraportada se publicaron citas de 1946 del escritor británico George Orwell, un admirador del periódico.

___

Cassandra Vinograd tiene su cuenta en Twitter en http://twitter.com/CassVinograd

Vive la adrenalina de la 7ma temporada