Música, aplausos y celebridades despiden a Whitney Houston

NEWARK, Nueva Jersey, EE.UU. (AP). Muchas de las principales figuras del espectáculo aplaudieron, se movieron al compás de los himnos del gospel y cantaron el sábado durante el funeral de Whitney Houston, en su ciudad natal y en la iglesia donde la futura estrella del pop conmovió alguna vez a la congregación como una talentosa niña del coro.

"Estamos hoy aquí con el corazón destrozado pero aun así con la fortaleza de Dios para celebrar la vida de Whitney Houston", dijo el reverendo Joe A. Carter en la repleta Iglesia Bautista Nueva Esperanza, después de que el coro detrás suyo cantó "El señor es mi pastor".

"Whitney, eres la única mujer que podía unirnos", añadió el clérigo. "Whitney, este día es tu día".

Un coro de gospel, cuyos integrantes vestían túnicas blancas y doradas, dio inicio al funeral con sus himnos, y los asistentes comenzaron a moverse de un lado a otro, mientras aplaudían. Algunos debieron permanecer en los pasillos de la iglesia llena.

Otros hicieron más evidente su dolor. El cantante Ray J., quien pasó con Houston buena parte de sus últimos días, rompió en llanto. Su hermana, la también cantante Brandy, lo abrazó.

El cineasta Tyler Perry elogió la "gracia" de Houston, "que la impulsó todo el tiempo, la misma gracia que la llevó a la cima de las listas de popularidad".

"Ella cantó para los presidentes", recordó.

Los dolientes en la Iglesia Bautista Nueva Esperanza permanecieron en silencio mientras tres agentes policiales escoltaron el ataúd de Houston, plateado y cubierto de rosas blancas y azucenas moradas.

Acto seguido, varios integrantes de un coro, con túnicas blancas, ocuparon su lugar en un estrado. Cuando una banda musical comenzó a tocar, el coro cantó "Whitney" en varias ocasiones.

Los familiares prepararon una ceremonia en la que hablaban la cantante Dionne Warwick, prima de Houston; el magnate de la industria musical Clive Davis, quien impulsó la carrera de la estrella durante décadas; el actor Kevin Costner, coprotagonista de "The Bodyguard" con Houston, y Paticia Houston, su cuñada.

Además, cantaban Stevie Wonder, Alicia Keys, R. Kelly y varias figuras del gospel, como CeCe y Bebe Williams. La ceremonia concluiría con la voz de Houston, en una grabación de "I Will Always Love You", su mayor éxito.

Aretha Franklin, amiga cercana de la familia y a quien Houston llamaba afectuosamente "Tía Ree", iba a cantar en la ceremonia, pero canceló su participación por su delicada salud. En un correo electrónico enviado a The Associated Press, Franklin transmitió sus mejores deseos a la familia.

"Que Dios los bendiga y conserve a todos", escribió.

En la iglesia estaban también presentes otras figuras de la música, como Chaka Khan, Roberta Flack, Jordin Sparks y Jennifer Hudson. Brandy consolaba a su hermano Ray-J, un cantante que compartió con Houston sus últimos días. El reverendo Jesse Jackson y el actor Lela Rochon llegaron también, cuando el coro comenzó a cantar gospel y la congregación aplaudió.

Un programa que llevaba impresa una foto de Houston, tenía la leyenda, "Celebrando la vida de Whitney Elizabeth Houston, una hija de Dios". En las páginas interiores había imágenes de Houston, de su niñez, acompañada por su madre, la cantante de gospel Cissy Houston, y de su vida adulta, con su hija Bobbi Kristina.

La madre de la estrella fallecida escribió una carta, agradeciéndole el ser una "hija maravillosa", y firmada por "mami".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada