Musical "Spider-Man" todavía debe definir su futuro

NUEVA YORK (AP). Por fin se estrenó y la gente dio su opinión, pero todavía está por verse cuál será el próximo paso para "Spider-Man: Turn Off the Dark".

Los productores del musical que comenzó plagado de problemas cumplieron la promesa de sacar a flote la obra, cuya producción costó 70 millones de dólares; estrenarla a tiempo (por fin) y lograr que el equipo creativo se reconciliara.

Muchos llegaron a pensar que el día no iba a llegar, en especial después de los múltiples accidentes entre los integrantes del elenco personal; de que la fecha del estreno se aplazara varias veces, y de la recepción negativa que tuvo entre el público hace algunos meses.

Una reestructuración en la obra, que se notó principalmente con el despido de la directora Julie Taymor, se realizó después de que las reseñas de los críticos cansados por el retraso destrozaran la obra en febrero. Los productores reclutaron a un nuevo equipo y suspendieron las funciones de preparación durante tres semanas.

Los críticos regresaron y sus nuevos veredictos, aunque no halagadores, fueron más amables el martes.

"Una mejoría definitiva en comparación con el monstruo incontrolable que se vio en febrero", dijo el diario The Washington Post.

Por su parte el diario The Chicago Tribune dijo que la nueva versión es "un logro notable para aquellos que trabajaron duro para lograr coherencia".

Para The Associated Press "quizá no es lo mejor que hay en el teatro, pero está muy lejos de ser la peor obra en la historia de Broadway"; aunque The New York Times dijo que el espectáculo pasó del desastre del zepelín Hindenburg a ser "simplemente algo aburrido".

Lo que le ocurra a la obra depende de muchas cosas, pero una está clara: Sin una ola de críticas positivas lo que necesita ahora son recomendaciones de boca en boca para seguir presentándose y visitas repetidas de sus aficionados más grandes.

"Creo que será muy interesante ver esto", dijo Robyn Goodman, productora de obras como "Bengal Tiger at the Baghdad Zoo", "American Idiot", "In the Heights" y "Avenue Q", que ha sido galardonada con el Tony.

"Creo que la pregunta es '¿Podrán pasar por encima de esas reseñas y atraer a la población de turistas para seguir con las cifras que habían obtenido?'", dijo Goodman. "La mayoría de los musicales que superan a los críticos, como 'Wicked', tienen mucho apoyo entre el público o encuentran a una población que los adora'".

La obra necesita ingresos semanales constantes y sonantes para lograr equilibrar sus cuentas y comenzar a pagarle a sus inversionistas. La semana pasada la obra tuvo un ingreso de 1,2 millones de dólares, un poco superior al 60% de los 1,9 millones que tiene el potencial de recaudar. Aunque contó con una audiencia considerable todavía necesita vender más y debe presentarse por años con teatros casi llenos antes de poder salir de las deudas.

Cuando se les preguntó antes del estreno cuál sería su próximo paso, los productores Michael Cohl y Jeremiah J. Harris lo pensaron un poco.

"En algún momento en los próximos meses esperamos que nos vaya muy bien y que tenga sentido para nosotros vernos y decir: 'Es un éxito y ¿ahora qué?", dijo Cohl.

De hecho todos nos preguntamos lo mismo. Irónicamente, al estabilizar la obra los productores quizá le quitaron algo del interés. La versión anterior generaba curiosidad por el suspenso de los posibles accidentes.

Si el interés se agota podría tener sentido que se cambiaran de foro, pero la obra se creó específicamente para el teatro de 1,928 asientos, el más grande en Broadway. Una versión menos complicada que saliera de gira podría ser buena para sus finanzas, pero la alejaría del tipo de espectáculo que está tratando de crear. Una estadía en Las Vegas no estaría mal, pero ya no tendría la magia de Broadway.

Lo que está claro es que no se puede retocar la obra de nuevo. Una vez que un musical se estrena oficialmente en Broadway, se queda como está y no se le pueden dar más arreglos. Así que si tras sus mejorías está "simplemente bien" se quedará "simplemente bien".

Ken Davenport, que ha producido de todo desde "Miss Abigail's Guide to Dating, Mating and Marriage" a "Oleanna", cree que los productores de "Spider-Man" todavía tienen un plan B bajo la manga.

"Creo que siempre han tenido otras opciones en mente", dijo. "Me gustaría ver como desarrollan esta megaobra en la que han gastado tanto dinero para crearla. La historia de Spider-Man podría estar comenzando apenas".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada