Neil Patrick Harris educa a sus hijos entre restaurantes de lujo y el metro

Gracias a la serie 'Como conocí a tu madre', Neil Patrick Harris se convirtió en una de las estrellas más queridas de la pequeña pantalla y en una de las más ricas gracias a los más de 200.000 dólares que en teoría se embolsó por cada episodio de las nueve temporadas, que oscilaban entre los 20 y los 24 capítulos.

Sin embargo, el inolvidable Barney Stinson y su marido en la vida real, el chef David Burtka, se han propuesto que sus mellizos Harper y Gideon (7) experimenten por igual los lujos que pone a su alcance su posición privilegiada y otras experiencias más mundanas como utilizar el transporte público.

"Vivimos en Harlem, en Nueva York, por algo, porque queremos que nuestros hijos vean y conozcan a diferentes tipos de personas coexistiendo a la vez cada una a su manera. Nos encanta ir a restaurantes elegantes y también viajar en metro", apunta el intérprete sobre su rutina diaria, con la que espera expandir los horizontes de sus retoños para que conozcan algo más que la vida privilegiada que llevan como hijos de una celebridad.

"Si puedes conocer y interactuar con todo tipo de personas que se dedican a cosas completamente diferentes... entonces tu mente se abrirá de maneras que jamás podrías imaginar. Debes viajar, y explorar y no pensar nunca que eres demasiado viejo para aprender algo nuevo", matiza Harris sobre su filosofía vital en una conversación con People TV.

Esos mismos valores son los que el actor y mago aficionado ha plasmado en su libro infantil, 'The Magic Misfits', el primero de una serie de cuatro que nació de su afición por leer historias a sus pequeños y su deseo de encontrar una que les enseñara a celebrar nuestras diferencias.

"La verdad es que mis hijos no contribuyeron mucho a la historia porque ahora mismo están aprendiendo a leer. Este libro enseña trucos de magia y los ideales detrás de su práctica, pero también trata la importancia de la integración y de sentirse poderosos en nuestra propia piel, y de aceptar nuestras diferencias. Creo que a su edad todos sentimos que somos unos inadaptados, así que quería hacer honor a esas diferencias, que en el fondo creo que son las que nos hacen únicos".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes