"Neverland", el rancho de Michael Jackson, podría convertirse en museo y cambiar de ubicación

La compañía que gestiona los derechos de propiedad intelectual del vasto patrimonio dejado por el malogrado Michael Jackson, Triumph International, habría registrado una petición ante la administración estadounidense para reconvertir el que fuera santuario y cuartel general del cantante, el rancho 'Neverland', en una marca comercial con la que proporcionar toda clase de servicios de "entretenimiento y música", así como contenidos audiovisuales consagrados a la memoria del rey del pop.

Como se desprende de la información publicada por el portal de noticias The Blast, la explotación económica de la citada finca implicaría también su reconversión en "museo" oficial y, en consecuencia, en el principal centro de peregrinaje al que podrían dirigirse todos aquellos fans del intérprete que quieran admirar con sus propios ojos algunos de los objetos más representativos de su prolífica trayectoria artística y de su, desgraciadamente, corta vida.

Sin embargo, fuentes cercanas a la citada compañía aseguran que, para poder cumplir con su nueva función en un futuro no muy lejano, 'Neverland' tendrá probablemente que cambiar de localización para ganar en accesibilidad y, de hecho, ya se barajan como destinos para su reubicación el valle de Sycamore (California) e incluso la propiedad familiar que los Jackson todavía poseen en Encino, a las afueras de Los Ángeles.

En el caso de que así sea, los promotores de esta original iniciativa ya se estarían planteando trasladar algunos de los elementos más distintivos de la propiedad, como sus verjas ornamentales, e incluso piezas de la arquitectura externa de la mansión -inspirada en los clásicos de la factoría Disney-, desde su actual localización, la cercana localidad de Santa Bárbara.

Sin embargo, para poder recrear fielmente la fisionomía y magia del lugar, tendrá que instalarse a posteriori la granja y los impresionantes jardines exteriores que tanto caracterizan a la finca original.

Esta ingeniosa estrategia para hacer de 'Neverland' un proyecto rentable para sus actuales dueños -los herederos de Michael Jackson y una firma de inversión- llega después de varios años de intentos frustrados para deshacerse de la mansión, la cual salió al mercado inmobiliario hace dos años a un precio de 100 millones de dólares y, pocos meses después, su precio acabó derrumbándose hasta los 67 millones sin que esa rebaja consiguiera atraer demasiados compradores potenciales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes