Nick Cannon llora la muerte de una amiga de la infancia

El cantante y presentador Nick Cannon, exmarido de Mariah Carey y padre de sus dos hijos, no ha podido resistirse a utilizar las redes sociales como medio con el que expresar su más profunda "tristeza" ante el tiroteo que se produjo el domingo pasado durante una fiesta privada en San Diego, revelando además que la única víctima mortal que se ha cobrado el impactante suceso, que también ha dejado a otras seis personas en estado grave, era nada menos que su buena amiga Monique Clark, a quien ha querido rendir tributo públicamente.

"Mi corazón está destrozado y lleno de tristeza esta noche. Acabo de enterarme de que se ha perdido una vida en el trágico sinsentido que ha sido el tiroteo de San Diego, que es la de mi amiga de la infancia Monique Clark. Mejor dicho, ella era como de mi familia. Era un alma bella con una sonrisa contagiosa. No tengo más que maravillosos recuerdos de este ángel", escribió en su perfil de Instagram sin disimular que se encontraba devastado ante tan dramática noticia.

Para incidir en la idea de que el estrecho vínculo que le unía a la fallecida se remontaba a su más tierna infancia, el intérprete ha querido complementar su emotivo mensaje de despedida con una imagen que le retrata junto a Monique y otros amigos cuando solo eran unos niños despreocupados y felices, una estampa que no podría contrastar más con el momento tan difícil que atraviesan los familiares y conocidos de la víctima.

"Las lágrimas no pueden expresar adecuadamente el dolor y el impacto que me ha dejado este suceso. Era madre de tres hijos, una hija, una prima y una amiga excepcional, y toda una reina. Descansa en el Paraíso", reveló Nick en la misma publicación.Como ha revelado la propia jefa del departamento de policía de San Diego, Shelley Zimmerman, en una rueda de prensa para informar de lo sucedido, el atacante -identificado como Peter Sellis (49)- irrumpió en el jardín de la propiedad donde se celebraba la citada fiesta con el objetivo de vengarse de su exnovia, una de las asistentes, por una ruptura reciente que le habría dejado "deprimido y trastornado".

Nada más llegar a la vivienda -ha relatado Zimmerman- el agresor empezó a disparar de forma indiscriminada a los invitados y posteriormente se acercó a su expareja para informarle de lo que había hecho.Solo unos minutos después de ser alertados por medio de una llamada telefónica, varios agentes se personaron en la propiedad y acabaron abatiendo a tiros al atacante tras negarse este a tirar su arma, poniendo fin así a una trágica velada de la que, al menos, solo queda el consuelo de que a pesar del estado crítico de algunos de los heridos, estos se encuentran estables y sus vidas ya no corren peligro.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes