Nieta de la reina Isabel II se casa en Escocia

EDIMBURGO, Escocia ( AP). Zara Phillips, la nieta de la reina Isabel II, se casó el sábado con el astro inglés del rugby Mike Tindall, pero la segunda boda real del año en Gran Bretaña tuvo apenas una pizca del glamour y emoción de las nupcias del príncipe Guillermo.

Sin embargo, la posibilidad de poder ver aunque sea por un instante a la familia real fue suficiente para atraer a cientos de personas a Escocia. Incluso decenas de ellas acamparon durante la noche con el fin de poder tener un lugar en primera fila.

Phillips, de 30 años y 13ra en la línea al trono pero quien no usa un título real, y Tindall, de 32 años, fueron recibidos por cientos de personas que ondeaban banderas y por el sonido de tradicionales gaitas a su llegada a la iglesia de Canongate, en Edimburgo, para la ceremonia matrimonial, la cual sería privada.

La novia, ataviada con un vestido de seda color marfil, sólo pudo ser vista brevemente por los curiosos a su llegada a la iglesia para el servicio religioso, cuya duración sería de 45 minutos.

Luego de un fugaz saludo a la multitud, Phillips entró en el templo y las puertas se cerraron detrás de ella.

A diferencia de la ceremonia que unió a Guillermo y Catalina en abril, el servicio ofrecido por el reverendo Neil Gardner no fue transmitido por radio ni televisión, y la policía dijo al público reunido en la ciudad escocesa que habría poco que ver.

Un fuerte alarido se escuchó cuando Guillermo y Catalina, hoy conocidos como los duques de Cambridge, llegaron para unirse a la congregación en un vehículo negro junto con el príncipe Enrique.

Catalina, ataviada con un sombrero angulado, tuvo una cálida bienvenida al saludar al público, al igual que la reina y el duque de Edimburgo, que llegaron poco antes de la novia.

Aunque los detalles del vestido de novia de Middleton fueron un secreto celosamente guardado, Phillips hizo una elección esperada con Stewart Parvin, un diseñador británico cuyo trabajo es uno de los predilectos de la reina. También portó una tiara Greek Key que le prestó su madre, la princesa Ana, y zapatos Jimmy Cho.

Mejor conocida por sus logros deportivos que por su herencia real, Phillips es una jinete de clase mundial que probablemente competirá en los Juegos Olímpicos del 2012.

Su pareja, Tindall _a quien Phillips conoció en Australia durante la exitosa campaña de Inglaterra para hospedar la Copa Mundial de Rugby_ ha sido capitán de la escuadra de rugby de su país. Varios de sus compañeros de equipo y entrenadores asistieron a la ceremonia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada