Novia de médico de Jackson sube al estrado

LOS ANGELES (AP). Los fiscales llamaron el martes a la novia del médico acusado de la muerte de Michael Jackson para que detallara la ajetreada agenda del doctor el día del deceso del cantante y su propia relación con el Rey del Pop.

Nicole Alvarez le dijo a los jurados durante el juicio por homicidio no premeditado del doctor Conrad Murray que éste al principio sólo le dijo que fue médico personal de Jackson por un año antes del fallecimiento del artista en junio del 2009.

Alvarez se emocionó al describir su primer encuentro con Jackson en Las Vegas, donde Murray mantiene un consultorio médico.

"Me quedé muda", dijo Alvarez. "No podía creer que estaba conociendo a Michael Jackson".

Alvarez dijo que ella y Murray se reunieron con Jackson en otras varias ocasiones, incluyendo después del nacimiento del hijo de la pareja.

Señaló que después de abril del 2009, Murray salía con frecuencia del apartamento de ella por la noche y regresaba por la mañana. Dijo que sabía que estaba trabajando como médico personal de Jackson mientras el cantante se preparaba para una serie de conciertos que marcarían su regreso a los escenarios.

Registros telefónicos presentados en la corte el lunes mostraron que Murray llamó a Alvarez cuatro veces la tarde del 2009 en que murió Jackson, incluyendo una mientras estaba con él en la ambulancia camino al hospital.

Murray se ha declarado inocente.

Los fiscales han mantenido la atención de los jurados en los registros telefónicos del médico desde la muerte de Jackson, en un intento por demostrar que Murray trataba de hacer malabares entre su práctica médica, su vida personal y su famoso paciente, todo al mismo tiempo.

Las autoridades sostienen que le administró al cantante una dosis letal del anestésico propofol y otros sedantes. Los abogados de Murray alegan que Jackson se administró la dosis fatal cuando Murray estaba fuera de la habitación. De ser hallado culpable, Murray podría pasar cuatro años tras las rejas y perder su licencia médica.

Una mujer que habló por teléfono con Murray el día en que murió Jackson, por otro lado, dijo que la llamada fue interrumpida y el médico ya no le estaba prestando atención.

Sade Anding dijo que escuchó voces, tos y farfullo al otro lado de la línea. Le dijo a los jurados que parecía como que Murray tuviera su celular en el bolsillo. Declaró que Murray la llamó a las 11:51 a.m. el 25 de junio del 2009. Unos cinco o seis minutos después de iniciada la conversación notó que Murray ya no la escuchaba.

"Hubo una pausa", dijo Anding. "Ahí fue cuando me di cuenta que él ya no estaba en el teléfono".

"Oí voces susurrando, sonaba como si el teléfono estuviera en el bolsillo", relató. "Oí toses, y nadie respondió".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada