Nueva Miss México buscará mejorar imagen de su país

MONTERREY, México (AP). Karla Carrillo González, la nueva Miss México, y quien participará en el concurso de Miss Universo 2009 tiene una enorme tarea sobre sus hombros: tratar de ayudar a reparar la imagen de su país a nivel internacional.

La nueva reina de belleza mexicana deberá mostrar los atributos de la nación, que actualmente está sumida en una ola de extrema violencia, donde en las pasadas semanas se han registrado matanzas, decapitaciones y ataques con granadas que han dejado decenas de muertos.

Pero Carrillo González, quien recién comienza su carrera en diseño integral y le gustaría dedicarse al mundo de la moda o a la publicidad, tendrá que demostrar que México es mucho más que eso, según anticipó Lupita Jones, dueña de la franquicia denominada "Nuestra Belleza México".

"Buscamos una proyección de forma más positiva, más bella y más profesional", dijo en una rueda de prensa posterior al concurso que se transmitió en vivo el sábado a través de la cadena Televisa.

"Nuestro país necesita esto de manera urgente, de esa proyección positiva", agregó. "Esto es una profesión, un trabajo".

Por eso la candidata de ojos verdes, cabello marrón claro y 1,76 de estatura, recibirá cursos intensivos en varias disciplinas, cuyo objetivo primordial será hablar bien de su terruño ante el mundo.

"Lo voy a tomar como una gran responsabilidad", afirmó la joven de 20 años, en su primera conferencia de prensa como la nueva reina de belleza.

Como si fuera poco, Carrillo González difícilmente escapará de las comparaciones con la anterior soberana, Elisa Nájera, quien quedó cuarta finalista en el Miss Universo 2008 y se llevó el premio a la mejor figura, además de los elogios de la prensa internacional.

Jones, única mexicana que se ha llevado el cetro como Miss Universo en el 1991, señaló que no pierde las esperanzas de que esa corona regrese el año próximo a la tierra azteca.

"Seguiremos dándole porque hemos demostrado que las mujeres mexicanas son hermosas, capaces y tienen todo para triunfar", destacó.

La nueva Miss México, tiene a su favor que desde el principio de la competencia aquí, cuya final se celebró el sábado, se le identificó como una de las favoritas.

Con un vestido dorado que resaltaba el tono de su piel y su cabello largo con ondas, conquistó al jurado y a gran parte del público, que le aplaudió con entusiasmo en el momento más cerrado de la competencia, cuando sólo quedaban cinco finalistas.

Su madre, quien se encontraba entre el público de la Arena Monterrey y portaba un cartel con la cara de su hija, la describe como una chica muy disciplinada, estudiosa, dedicada y tranquila.

"De chiquita siempre le gustó modelar", dijo a varios medios. "Valió la pena todo lo que ha vivido" para llegar a ganar, aunque no dio detalles.

La beldad dijo que siempre veía los certámenes de belleza y se imaginaba estar en uno de ellos.

"Hoy lo estoy cumpliendo (el sueño) y se siente muy bien", afirmó al tiempo en que tenía que girar su cabeza lentamente, ahora adornada con una enorme corona brillante.

Sin dejar de sonreír un instante dijo que por ahora no está considerando hacerse alguna cirugía plástica, "porque así estoy bien", aunque más tarde reconoció que no le gustan sus dientes inferiores.

Indicó que no se inspiró en ninguna de las ganadoras pasadas del concurso sino que siempre se vio a sí misma como su propio modelo.

Su agenda iniciará el lunes y se extenderá durante algunas semanas, cuando hará varias promociones. Luego se tomará unos meses de descanso hasta enero cuando comience el entrenamiento de cara al Miss Universo.

"La alegría no me cabe en el corazón", declaró.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada