Ordenan a príncipe Carlos que facilite información ambiental

LONDRES (AP). El príncipe Carlos deberá levantar el velo del secreto que cubre a su muy rentable propiedad real de 700 años de antigüedad y responder a los civiles que le soliciten información ambiental, dispuso un tribunal británico.

El Tribunal de primera instancia para derechos de información dijo el jueves que la propiedad de 55.000 hectáreas (136.000 acres) _el Ducado de Cornualles_ debe sujetarse a algunas de las mismas normas tal como lo hacen otros organismos de gobierno.

El fallo derivó de una demanda por información que presentó el ambientalista Michael Bruton, quien expresó preocupación por los planes del Ducado de Cornualles para cultivar ostras en Port Navas, una zona protegida de pastizales salados y marismas unos 480 kilómetros (300 millas) al suroeste de Londres.

El príncipe arguye que la propiedad es, efectivamente, una herencia privada y debería eximírsele de revelar la información.

El juez John Angel reconoció que la propiedad tiene un "contexto histórico que es complicado y posiblemente singular", pero falló que ésta tiene carácter de autoridad pública en cuanto a las normativas sobre información ambiental, las cuales funcionan como leyes de libertad de información sobre asuntos ambientales.

La oficina del príncipe Carlos dijo que examina si recurrirá el fallo. No se pudo contactar a Bruton para que comentara al respecto y tampoco su grupo _Preservación del Muelle de Port Navas_ emitió una reacción de inmediato.

El Ducado de Cornualles fue creado en 1337 por Eduardo III para su hijo y heredero, el príncipe Eduardo, en un intento por proveer a éste y los futuros herederos al trono de un ingreso a partir de activos.

El territorio se divide en 23 condados e incluye propiedades residenciales y de negocios ademas de extensiones agrícolas. La porción más grande se ubica en Dartmoor, en el suroeste de Inglaterra, donde los agricultores crían ganado y ovejas. También incluye las islas de Scilly, frente a la costa, conocidas porque en ellas se cultivan flores.

El ducado dejó el año pasado a Carlos ingresos por 18 millones de libras (29 millones de dólares). El grueso de los recursos se destina a la financiación de los viajes y obras de caridad del príncipe. El resto lo conserva Carlos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada