El Padre Alberto se une a Iglesia Episcopal

MIAMI ( AP). El Padre Alberto Cutié ha dejado la Iglesia Católica y se ha unido a la Iglesia Episcopal, tras haber sido sorprendido por los paparazzi en una playa con una novia.

El sacerdote, popular entre los hispanos en Estados Unidos que lo adoran por su carisma y los consejos que da en la radio y la televisión, fue destituido de su cargo en una iglesia de Miami Beach tras emerger fotos en las que besaba y abrazaba una mujer en la revista TV Notas.

La Iglesia Episcopal lo recibió hoy jueves en una ceremonia en la Catedral de la Trinidad y más tarde anunciaría que se casará con su novia, lo que se permite bajo esa confesión. Debe completar otros requisitos antes de oficiar como sacerdote episcopal.

" Le agradezco a Dios por la cantidad de personas en nuestra comunidad que me han expresado su amor y su apoyo", dijo Cutié en un comunicado el jueves. " Sus oraciones realmente me han sostenido en este momento de transición en mi vida. Con la ayuda de Dios, espero continuar ejerciendo mi oficio y servicio sacerdotal en mi nueva casa espiritual".

Cutié ha dicho previamente que apoya la postura de la Iglesia Católica de que los curas deben ser célibes y que no quiere convertirse en un "sacerdote anti-celibato".

El padre de origen cubano-estadounidense nació en Puerto Rico y fue presentador de varios programas en Telemundo. Escribe una columna independiente en español y es autor del libro " Real Life, Real Love: 7 Paths to a Strong, Lasting Relationship", sobre la fidelidad en las relaciones de pareja.

Dirigió la Radio Paz y Radio Peace de la arquidiócesis, que se escuchan en las Américas y España, y se ganó el apodo de "Padre Oprah", como la popular conductora de televisión Oprah Winfrey, por sus consejos maritales.

A principios de mes, Cutié le dijo a CBS que tenía una relación amorosa de dos años con la mujer con la que fue fotografiado, con quien primero mantuvo una larga amistad.

" Creo que me enamoré y creo que he luchado con eso, entre mi amor por Dios, y mi amor por la Iglesia y mi amor por el servicio", expresó.

Tras el escándalo, más de 100 personas se reunieron frente a la antigua parroquia de Cutié en Miami Beach, donde pidieron a gritos y con pancartas pendón para el Padre Alberto.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada