Pamela Anderson desmiente cualquier crisis con Adil Rami

La ausencia de Pamela Anderson en las celebraciones parisinas con motivo de la victoria de la selección francesa en el Mundial de Rusia dio pie a un sinfín de rumores acerca de una supuesta crisis en su romance con el futbolista francés Adil Rami que ella se ha encargado de desmentir ahora en un largo mensaje publicado en sus redes sociales, en el que hace balance de su noviazgo y admite sus propias inseguridades respecto a compartir su vida con un hombre dos décadas más joven que ella.

"Adil tiene un montón de cualidad maravillosas: es leal, fiel; es un buen amigo, un buen hijo y un buen hermano.Es generoso y divertido. Y tiene muchas responsabilidades. Hay mucha gente que depende de él y aún es tan joven... Necesita una vía de escape, necesita a sus amigos y la Playstation para relajarse. Los hombres necesitan a otros hombres y a una buena mujer que comprenda esa realidad y apoye su masculinidad.

A mí me encanta", ha alegado la intérprete para defender el derecho de su chico a salir de fiesta en solitario y recordar de paso que ella no es ni su "madre" ni la encargada de "controlar cómo se divierte".

Pese a que no comparta la preocupación de algunos de sus seguidores acerca del futuro en común de la pareja, la antigua protagonista de 'Los vigilantes de la playa' reconoce que en los momentos de debilidad ella misma duda de que sean realmente compatibles, no solo por la diferencia de edad que les separa, sino por sus respectivos bagajes emocionales.

"A veces pienso que no soy la mejor persona para él y que a lo mejor debería estar con alguien más joven o más guapa. O con la madre de sus gemelos [Sidonie Biémont]. Ese es un tema que me causa mucho dolor porque desearía que hubieran encontrado una manera de estar juntos. Resulta muy duro criar a dos hijos en casas separadas o en solitario.

Yo lo sé bien. Pero... le quiero y voy a luchar por nuestro amor. Y puede que con la experiencia llegue la sabiduría".Una vez entrada en materia, Pamela también ha querido hacer mención a los motivos por los que no se había sumado a la velada con que su chico celebró su último gran triunfo profesional: "El que Adil celebrara el triunfo en el Mundial es natural, por supuesto.

Él no quería que estuviera en los clubs con todos los jugadores y las chicas 'cuestionables' que se les acercan, y yo tampoco. Dejé que se divirtiera porque es algo que sucede una vez en la vida", ha asegurado, al tiempo que insiste en que el resto de su tiempo libre lo pasan juntos."Estamos todavía juntos y los dos estaremos entrenando en Marsella. Él tiene su horario con el Olympique de Marsella y yo el mío con 'Dancing aves the stars'", ha adelantado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes