Paparazzo de NY declara en caso Parker-Broderick

ST. CLAIRSVILLE, Ohio (AP). Un paparazzo declaró que un jefe de policía de Ohio le dijo que tenía acceso a ecografías pertenecientes a la mujer que dio a luz a los mellizos de los actores Sarah Jessica Parker y Matthew Broderick.

Justin Steffman, de Nueva York, declaró en el juicio a Barry Carpenter, el jefe policial suspendido de la ciudad de Martins Ferry, donde vivía la madre en alquiler Michelle Ross. Carpenter y el jefe de policía Chad Dojack, del vecino Bridgeport, están acusados de asociarse ilícitamente para robar artículos de la casa de la mujer.

Un fiscal especial ha dicho que Carpenter ingresó a la casa de Ross en mayo y se llevó objetos que la identificaban como la madre en alquiler.

Steffman dijo que Dojack le ofreció el domicilio e información de contacto de Ross a cambio de 1,000 dólares. Indicó que Carpenter le dijo que tenía acceso a una escayola y ecografías.

El fotógrafo narró que conoció a Carpenter en el estacionamiento de una oficina de correos, donde el jefe policial le mostró una fotografía de la escayola tomada con un teléfono celular.

Durante el interrogatorio, Steffman dijo que no había visto los artículos que el policía aseguraba tener en su poder.

El abogado de Carpenter, Dennis McNamara, agregó que el policía entró a la casa de Ross pero no se llevó nada, y que había bromeado con los fotógrafos cuando les dijo que tenía acceso a esa casa.

Steffman indico que él nunca pensó que Carpenter estuviera bromeando y que actuó en forma arrogante, agresiva y "como un bravucón".

El fotógrafo dijo que había localizado a Ross a través de su portal en MySpace en internet y le informó sobre las conversaciones que había tenido con ambos jefes policiales.

Carpenter tuvo acceso a una base de datos de las autoridades de seguridad desde su casa para obtener la información personal de Ross, incluidos los datos de su licencia de conducir, número de la Seguridad Social, domicilio y expediente de conductor, de acuerdo con el testimonio de Lisa Sprague, del la Oficina de Identificación Criminal e Investigación del estado de Ohio.

Un empleado de la oficina del alguacil testificó que entre las señales que encontraron de que alguien había ingresado por la fuerza a la casa de Ross estaban la pérdida de documentos personales, cajas volcadas con fotografías, un botiquín abierto y la escayola del estómago de la madre de alquiler hallado en la parte baja de la escalera, en vez de que estuviera en una habitación, donde había sido colocada.

Carpenter enfrenta varios cargos penales, entre ellos robo, recepción de propiedad robada y robo en oficinas. Podría enfrentar una condena de hasta 21 años y medio en prisión si resulta culpable de todos los cargos.

Dojack enfrenta cargos de complicidad para robar y complicidad para recibir propiedad robada. Será enjuiciado a partir de enero.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada