Patricia Montero está deseando volver a practicar yoga

Fiel a su carácter disciplinado y a la pasión con la que siempre ha afrontado la práctica de su actividad física favorita, la actriz Patricia Montero ha revelado en sus redes sociales que está deseando retomar esas sesiones de yoga a las que solo renunció en los días inmediatamente anteriores al nacimiento, el pasado 25 de febrero, de su segunda hija Layla: fruto de su sólido matrimonio con el también actor Álex Androver.

Teniendo en cuenta que solo han pasado dos semanas desde el parto, la intérprete comprende perfectamente que su cuerpo todavía no esté lo suficientemente recuperado para someterse a una serie de posturas tan exigentes, aunque al mismo tiempo asegura que el prolongado parón también ha tenido efectos nocivos para su bienestar.

"¡Yoga, te necesito! No os podéis imaginar cuánto lo echo de menos, ahora que aún no puedo practicar. Me empieza a doler todo y necesito mi dosis de estiramientos. Llamado enganche o adicción, yo prefiero llamarlo 'forma de vida', mi 'vitamina' o mi 'combustible'. Solo el que lo practica lo entiende", ha compartido la artista en su cuenta de Instagram.

Cuando se encontraba en la recta final del proceso de gestación, Patricia reconocía que los cambios experimentados por su cuerpo le estaban dificultando enormemente la tarea, al obligarle a reajustar sus posturas y su centro de equilibrio a fin de sacar el máximo provecho a sus jornadas de yoga. Sin embargo, en esos momentos la artista se consolaba recordando que, por lo menos, todavía podía disfrutar de sus muchos beneficios.

"Las líneas cambian... Te sientes pesada como una ballena, no tienes la misma agilidad y hay que encontrar un nuevo centro de gravedad... Pero hay algo que no cambia en la práctica del yoga durante el embarazo y es la conexión con tu yo interior", explicaba a sus seguidores la también madre de Lys, de tres añitos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes