Patrick Swayze, batalló el cáncer desmintiendo su muerte

LOS ANGELES (AFP). La inolvidable estrella de "Dirty Dancing" y "Ghost", Patrick Swayze, murió ayer lunes a los 57 años, después de haber peleado contra un cáncer de páncreas que lo llevó a dar entrevistas para celebrar la vida y desmentir varias veces su muerte anunciada.

"Patrick Swayze está vivo, bien y disfrutando de su vida", aclaró en varias ocasiones a través de comunicados la portavoz de Swayze, Annett Wolf, para acallar los rumores que se multiplicaron en sitios de internet sobre la muerte del actor, que fue diagnosticado en enero de 2008 con cáncer de páncreas.

"Espero que en el futuro, la prensa se piense dos veces antes de imprimir inexactitudes y pinte una desagradable foto en momentos en que tengo mucho para estar agradecido", declaró Swayze en marzo de este año cuando la noticia de su muerte corrió como la pólvora en la web.

El comediante y bailarín de 57 años fue nominado tres veces a los Globos de Oro y saboreó la verdadera fama de Hollywood sin dejarse llevar por las extravagancias, según resaltaron sus colegas de plató.

El hombre, que fue uno de los galanes del cine más deseado en los años 80 y 90, con éxitos como "Dirty Dancing" o el marido fantasma de Demi Moore en "Ghost", se casó con su novia de la adolescencia Lisa Niemi en 1975, y se mantuvieron unidos hasta su muerte este lunes, toda una proeza en Hollywood, donde alguna vez confesó su lucha contra el alcoholismo.

Según investigaciones médicas, el cáncer de páncreas es una de las formas más letales de la enfermedad, en la que sólo uno de cada 10 pacientes vive unos cinco años tras el diagnóstico.

"Empecé una nueva quimioterapia y, una vez más, soy uno de los suertudos con cáncer de páncreas que responde bien al tratamiento", dijo el actor en uno de sus tantos desmentidos de su propia muerte.

Al afirmar que le resultaban increíbles las noticias fatalistas sobre sí mismo, Swayze siempre recalcó que había "demasiadas cosas positivas pasando en su vida" desde que se enteró de su enfermedad.

Patrick Swayze no tuvo hijos con su esposa Lisa, actriz y coreógrafa como él, a quien conoció en las clases de baile que daba la madre del actor en Texas (sur de Estados Unidos), donde nació en 1952.

Rubio, alto, fornido y de facciones marcadas, fue elegido "El hombre más sexy" de la revista People, en 1991 cuando era el galán de los grandes éxitos de taquilla de la época.

Swayze debutó en el cine en 1979 en el musical "Skatetown, USA", pero luego de realizar durante años papeles en series de televisión, acarició la gloria en 1987 gracias a la cinta "Dirty Dancing", donde como profesor de danza de una jovencita menuda interpretada por Jennifer Grey pegó en el mundo entero por la música y el baile.

El actor escribió y cantó una de las canciones más populares de aquella película: "She's like the wind".

Vuelve a la gran pantalla en 1989 con una película de serie B, "Road House", sin mayor éxito y un año después llega la oportunidad de interpretar al lado de Demi Moore y Ghoppi Goldberg "Ghost", donde se convierte en el amor asesinado y luego fantasma de la trama.

En 1991, llegó otro protagónico, en "Point Break" junto a Keanu Reeves, quien hacía una de sus primeras incursiones en el cine en esta trama de surfistas y aventureros estafadores.

Entre mediados de los 90 y la década del 2000, el actor tuvo algunas actuaciones que le valieron buena crítica como "Donnie Darko", al lado de Jake y Maggie Gyllenhaal en 2001, pero fueron disminuyendo drásticamente sus oportunidades en el cine.

En plena fiebre de los "remake" no quedó por fuera "Dirty Dancing 2", donde le concedieron un papel muy pequeño en un largometraje que significó un gran fracaso en la taquilla.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada