Paz Vega se siente a gusto hablando inglés

NUEVA YORK ( AP). Paz Vega dice haber dominado el idioma inglés al punto de poder actuar cómodamente en Estados Unidos pese a su fuerte acento ibérico.

" Me siento muy cómoda la verdad. Estoy en un punto con el idioma que me permite improvisar y sentirme libre a la hora de interpretar", dijo a la AP la actriz española, cuya más reciente película anglo, " Not Forgotten", se estrena el viernes en Nueva York y El Paso, Texas.

" Es verdad que tengo acento y es muy difícil eliminarlo en un 100 por ciento", reconoció la estrella de " Lucía y el sexo". " Pero hasta ahora los personajes que he interpretado no han requerido que lo haga y yo me siento libre a la hora de jugar con él".

En una entrevista telefónica reciente desde Madrid, donde hace apenas seis semanas dio a luz a su hija Ava, Vega dijo estar casi lista para volver a su ciudad adoptiva de Los Angeles, donde hoy se siente muy contenta.

Esta semana suma a sus créditos " Not Forgotten", una cinta de misterio que protagoniza con Simon Baker (" El diablo viste de Prada") en la que da vida a una mujer cuya hijastra es secuestrada en una ciudad tejana fronteriza con México. Dirigido por Dror Soref, el filme sigue a una pareja que debe reconciliarse con su pasado para poder salvar a la niña.

" De este guión, aparte que me pareció que estaba muy bien escrito e hilado, me gustó mucho que pasa algo a mitad de la película, da un vuelco la historia que te sorprende y es difícil conseguir historias en las que pase eso", dijo Vega.

La actriz dice que todas sus experiencias la ayudan a prepararse mejor para cualquier personaje que afronta y que su papel de madre no es una excepción.

" ¡Hombre, claro!", respondió a una pregunta de si el hecho de ser madre la había sensibilizado artísticamente. " El ser madre y pensar que te pueden secuestrar un hijo o una hija te lleva a hacerte esa pregunta. Cualquier experiencia a mí como actriz me aporta mucho. Mis vivencias son mis recursos para poder crear un personaje".

Casada desde el 2002 con el venezolano Orson Salazar, con quien además tiene un hijo de dos años, Orson, Vega confía en que sabrá darle a sus pequeños una educación hispana en Los Angeles.

" La cultura que yo creo que le voy a dar a mis hijos no la van a perder nunca. Vengo mucho a España ... Me encargaré que pasen mucho tiempo aquí y en Sevilla con sus abuelos", expresó. " Al fin y al cabo ellos son españoles y lo serán toda la vida por mucho que vivan fuera".

Cuando está lejos de casa lo extraña " todo".

" Primero la familia, quizás el ritmo de vida aquí que es otra cosa, es más tranquilo. La comida", dijo la actriz de 33 años. " Pero ahora estoy muy contenta (en Los Angeles) ... Tengo mi casa y pienso que es un sitio que si sabes aprovechar puede ser muy interesante".

Vega, cuyos créditos también incluyen " Hable con ella", " Spanglish" y " El otro lado de la cama", aparecerá próximamente en una película " muy dura" con Colin Farrell titulada " Triage", sobre "las secuelas psicológicas" que deja una guerra en sus sobrevivientes.

" Mi personaje es una chica que vive en Dublín, una trabajadora social que ayuda a encontrar refugiados de la guerra. Es novia de un fotógrafo de guerra que cuando viene llega transformado y ella intenta encontrar qué le ha pasado, qué lo ha dejado tan transformado y en shock", adelantó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada