Perez Hilton, del internet a la celebridad

NUEVA YORK (AP). Pérez Hilton aún hace bromas sobre las celebridades. Pero como bloguero, conductor de radio, autor y ahora defensor de los derechos de los homosexuales, también se ha convertido en alguien famoso que además tiene una verdadera y poderosa marca registrada.

Aun así, el popular columnista de chismes de origen cubano, cuya reciente fiesta por su 31 cumpleaños atrajo a los Jonas Brothers y a Christina Aguilera, parece incómodo con la palabra celebridad. Prefiere el título de artista.

"No me considero una celebridad porque por cada dos personas como yo, probablemente hay tres y media que no lo son", dijo en entrevista telefónica desde Los Angeles. "Y no me importa si no gustan de mí, sólo me interesa si siguen leyendo mi sitio web".

Pero a pesar de no querer ser una celebridad, es evidente que le gusta causar sensación. Parecía que ser juez de Miss USA era suficiente para aumentar su popularidad, pero Hilton logró mayor sonoridad en los medios de comunicación al preguntarle a Miss California, Carrie Prejean, su opinión sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La respuesta de la concursante fue que "el matrimonio debería ser entre un hombre y una mujer" y esto se convirtió en uno de los temas más importantes en los programas de polémica.

Hilton, cuyo verdadero nombre es Mario Lavandeira, apareció en el programa de Larry King de la cadena CNN, y en "Today" de la NBC, así como en otros medios. Defendió su pregunta por considerarla imparcial y relevante, e incluso calificó a la concursante con una palabra poco decorosa. Prejean sostiene su posición y Hilton la propia.

El conductor Jimmy Fallon trató de negociar un cese al fuego entre los que respaldaban a Prejean y los que apoyaban a Perez Hilton.

"Dije que ella era una (palabra altisonante)", dijo Hilton. "Bueno, ¿sabes qué? En esa respuesta me dijo que yo era un ciudadano de segunda clase que no merece igualdad de derechos bajo la ley".

Sin embargo, Hilton dijo que él no se considera el vocero de la comunidad gay y que sólo hace lo que sabe hacer mejor: ser Pérez.

La estrategia le ha funcionado: su alter-ego explosivo y ácido contra las celebridades ha disparado las visitas al internet. Lo ame o lo odie uno, Hilton surgió como una competencia contra las principales organizaciones noticiosas y abrió el camino a los sitios de internet dedicados a las celebridades.

PerezHilton.com atrajo a 2,2 millones de visitantes en Estados Unidos y 3,9 millones en el mundo el mes pasado, según la compañía de monitoreo comScore Inc. Henry Copeland, encargado de publicidad de Hilton, no quiso comentar sobre sus ganancias.

"Es una bendición porque no esperaba nada de esto", dijo Hilton. "Comencé mi blog por diversión y no pensaba que se podía ganar dinero así".

Insiste que el dinero no es la prioridad, pero tiene un programa de radio matutino que se transmite en más de 75 estaciones, presentó su libro este año y es el protagonista de muchos anuncios publicitarios.

"Me gustaría ser como Oprah (Winfrey), sólo que más grande", dijo sin el más mínimo indicio de ironía.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada