Pilar Rubio se niega a ser una "novia cualquiera"

Después de un mes en el que ha venido compartiendo con cuentagotas ciertos detalles sobre el vestido, el peinado o el maquillaje que lucirá en una de las citas más importantes de su vida, esa esperada boda con su pareja y padre de sus tres hijos, el futbolista Sergio Ramos, la presentadora Pilar Rubio ha ofrecido una reveladora entrevista a Telva para, en primer lugar, reafirmar su compromiso de distanciarse de las tradiciones nupciales con el modelito que lucirá en la ceremonia del próximo 15 de junio.

"Iré vestida de novia, pero no de novia cualquiera", ha expresado en su conversación con el medio para incidir no solo en lo alternativo de su estilo, sino también en su concepción de la moda como algo personal y claramente representativo de su carácter.

"Una novia debe ir como le apetezca. No deberíamos tener demasiados cánones establecidos porque sería muy aburrido que todas las novias fueran iguales", aseguraba hace unas semanas en conversación con los reporteros.

Como era previsible, la antaño reportera no ha querido arruinar la sorpresa desvelando antes de tiempo los elementos más distintivos de su atuendo, aunque en su momento sí que dejaba entrever al menos la posibilidad de que, entre ellos, fuera a destacar la ausencia total del color blanco."¿Es que hay que ir de blanco? Del vestido prefiero no hablar demasiado", manifestaba.

En otro orden de cosas, Pilar ha explicado en su charla con la mencionada revista que ese papel tan significativo que jugarán sus retoños, Sergio Junior, Marco y Alejandro en la boda la cual tendrá lugar en la finca sevillana del capitán del Real Madrid irá ligado a su condición de "pajes".

Asimismo, la estrella televisiva y en este aspecto sí que ha optado por cumplir con la tradición ha señalado que será su adorado padre quien la lleve del brazo hasta el altar.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes