Polanski trasladado de la prisión de Winterthur

GINEBRA ( AFP). El cineasta franco-polaco Roman Polanski fue trasladado de la cárcel de Winterthur a " otro lugar" por " motivos de seguridad" antes de su liberación bajo fianza, prevista el viernes, declaró a la AFP el jueves un portavoz del ministerio suizo de Justicia.

" Polanski ha sido trasladado de la cárcel de Winterthur a otro lugar por razones de seguridad y de protección de la persona", explicó a la AFP el portavoz del ministerio, Folco Galli.

El ministerio justificó el traslado a un lugar que no quiso revelar por la presencia de numerosos medios de comunicación cerca de la cárcel de Winterthur que podrían impedir una salida " tranquila" del cineasta.

Polanski, detenido a fines de septiembre en Zurich y cuya extradición es pedida por Estados Unidos por un delito sexual cometido hace más de 30 años, debe ser liberado bajo fianza el viernes.

La pequeña estación de esquí de Gstaad, donde el cineasta tiene un chalé, habituada a la discreción y la tranquilidad, vivirá el viernes momentos de agitación febril con la llegada del célebre director de cine, prevista a partir de las 13H00 hora local (12H00 GMT).

El pequeño camino que conduce a la vivienda de Polanski, a la entrada de esta distinguida estación de esquí, estará nuevamente repleto de periodistas, camarógrafos y camiones con antena de satélite para atrapar imágenes y comentarios del realizador del filme " El pianista".

El ministerio de Justicia se negó a divulgar la forma en que el cineasta será trasladado a su vivienda en el cantón de Berna (centro de Suiza).

Por su parte, la policía de dicho cantón no tomó " ninguna medica específica" para la llegada de Polanski, que podría ser frenética dada la atención internacional que suscita el cineasta desde que fue detenido, el 26 de septiembre en Zúrich, donde debía recibir un premio en el festival de cine de esa ciudad.

No cabe duda de que Polanski, de 76 años, sentirá el cambio a un arresto domiciliaria como un alivio. Sus allegados dijeron que estaba muy afectado por esos dos meses de detención.

Sin embargo, el director de cine tuvo que entregar garantías considerables a la justicia suiza, que temía que se fugara hacia la vecina Francia. Para salir de la cárcel, gracias a una autorización otorgada excepcionalmente en este caso, Polanski tuvo que entregar una fianza de 4,5 millones de francos suizos (3 millones de euros). También deberá entregar sus documentos de identidad y llevar un brazalete electrónico.

Su esposa la actriz francesa Emmanuelle Seigner, y sus dos hijos Morgane y Elvis, seguramente estarán allí para recibirlo, indicó una fuente vinculada al caso. Por otra parte, uno de sus abogados franceses, Georges Kiejman, viajará en los próximos días para ver a su cliente, indicó dicha fuente a la AFP.

No obstante, el maratón judicial no ha terminado para Polanski, que podría ser extraditado a Estados Unidos, donde es buscado por " relaciones sexuales ilegales" con una menor de 13 años en 1977. En esa época, el director de cine se declaró culpable de ese cargo, por el cual podría ser condenado a dos años de cárcel, según las autoridades federales.

El 22 de octubre, Estados Unidos envió una solicitud formal de extradición a la oficina federal de Justicia (OFJ), que debe transmitirla al cantón de Zúrich.

La OFJ tiene varias semanas para decidir si acepta la extradición hacia Estados Unidos del cineasta. Este último tendrá un plazo para apelar ante el Tribunal Penal Federal de Bellinzone (sur), y en última instancia, ante el Tribunal Federal de Lausana.

La defensa de Roman Polanski ya advirtió que el cineasta luchará hasta el final contra su extradición.

Según fuentes judiciales estadounidenses, los abogados del cineasta también tienen intenciones de pedir la liberación de su cliente en ocasión de una audiencia de apelación el 10 de diciembre en Los Angeles (California, Estados Unidos).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada