Polanski trata de reunir dinero para su fianza

GSTAAD, Suiza ( AP). Trabajadores retiraban la nieve del camino que lleva al chalet de Roman Polanski en los Alpes el lunes, a la espera de que el cineasta ponga 4,5 millones de dólares en la mesa y pueda cumplir arresto domiciliario. No estaba claro si tenía dificultades para reunir la suma de su fianza.

El Ministerio de Justicia suizo no dijo cuándo Polanski saldrá de la cárcel. El vocero Folco Galli indicó que aún quedaban requisitos pendientes de la decisión de la corte la semana que le concedió a Polanski permiso para vivir en el lujoso centro vacacional de Gstaad si usa un brazalete de monitoreo electrónico.

" Si las condiciones se cumplen, estaría en Gstaad", dijo Galli, negándose a dar detalles.

Se cree que el cineasta de 76 años seguía detenido en Winterthur, cerca de Zurich. Su abogado suizo, Lorenz Erni, entró a la cárcel de Winterthur la mañana del lunes y salió unas horas después, solo, sin responder preguntas de la prensa.

En Gstaad, empero, trabajadores limpiaron la nieve del camino que lleva a la propiedad de Polanski, una casa de estuco y madera de tres pisos con su propio jardín. El chalet es donde estará confinado mientras Suiza decide si lo extraditará a Estados Unidos por haber tenido relaciones sexuales con una niña de 13 años en 1977.

Una alarma sonará si Polanski sale de la propiedad, pero el director no tendrá protección policial especial. Podrá salir a revisar el buzón de correo o a atender invitados en el jardín. También podrá realizar llamadas, enviar e-mails y trabajar en sus películas. Las conversaciones telefónicas no serán monitoreadas.

No estaba claro cuándo la esposa y dos hijos de Polanski se reunirán con él en Gstaad. Su cuñada Mathilde Seigner dijo al diario Le Parisien que su familia suele ir al chalet para pasar allí la Navidad y que planeaba volver a hacerlo este año.

El director ha estado bajo custodia suiza desde que fue arrestado el 26 de septiembre bajo una orden estadounidense al llegar a Zurich para recibir un premio a su trayectoria en un festival de cine. Las autoridades en Los Angeles quieren que regrese a Estados Unidos para sentenciarlo oficialmente tras pasar 31 años como un fugitivo.

Polanski fue acusado inicialmente de violar a la niña tras servirle champaña y darle una pastilla de Quaalude durante una sesión de modelaje en 1977. Enfrentaba seis cargos que incluían violación mediante el uso de drogas, abuso de menores y sodomía, pero se declaró culpable de un cargo menor de coito sexual ilegal a cambio de que se desestimaran el resto de los cargos.

El juez lo mandó a prisión por 90 días para una evaluación psicológica. El evaluador liberó a Polanski tras 42 días, pero el juez dijo que lo pondría tras las rejas nuevamente para que cumpliera el resto de la pena.

Polanski se fugó de Estados Unidos el 1 de febrero de 1978, el mismo día que sería formalmente sentenciado. Desde entonces ha vivido en Francia, que no extradita a sus ciudadanos.

El director de " Rosemary's Baby", " Chinatown" y " El pianista" alega que el juez y los fiscales estadounidenses actuaron indebidamente en su caso. Sus abogados pedirán en diciembre ante un tribunal de apelaciones en California que se desestimen los cargos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada