Policía de Los Angeles cuestionada tras muerte de Jackson

LOS ANGELES (AP). El secretario de Justicia de California, Jerry Brown, dijo el jueves por la noche que su oficina ayuda a que la policía de Los Angeles investigue la posible incidencia de medicamentos en la muerte de Michael Jackson.

La Oficina de Supervisión de Narcóticos indaga en la base de datos estatal que contiene información de médicos que prescriben sustancias controladas. Supervisa además la cantidad y los receptores de esas drogas.

Brown dijo el jueves a The Associated Press que la búsqueda de los expedientes será una parte crítica de la investigación.

Añadió que la misma base de datos ayudó a los investigadores tras la muerte de la ex estrella de Playboy Anna Nicole Smith.

La investigación en torno a la muerte de Jackson se ha ampliado y han crecido las preguntas en torno a los medicamentos que consumía, los médicos que se los suministraban y las acciones que adoptó la policía.

¿Por qué la policía no selló la mansión donde vivía? ¿Por qué no se emitieron de inmediato órdenes de registro? ¿Por qué arrastraron el auto del médico justo después de la muerte del cantante pero no declararon la casa como el escenario de un crimen? ¿Por qué Janet Jackson, hermana de Michael, pudo retirar pertenencias de su hermano que estaban en la mansión dos días después de su muerte, antes que la policía las registrara?

Todas esas interrogantes han surgido recientemente.

La policía de Los Angeles indicó que se habían seguido los procedimientos adecuados con base en las circunstancias que hallaron los agentes cuando fueron llamados a la casa el 25 de junio.

Un médico atendía a Jackson y se quedó con él cuando fue subido a una ambulancia, y no había señales de que hubo un intento de asesinato.

Otros, por su parte, creen que la policía debió haber pensado que se podía tratar de un crimen y debería haber adoptado precauciones para evitar que la escena del crimen no fuera modificada de modo que las pruebas que pudieran hallarse no se perdieran o fueran alteradas.

"Si yo fuera el encargado del caso, habría dicho 'No sé qué está pasando. Debemos sellar el lugar'", indicó el abogado defensor Harland Braun, quien representa a celebridades como Robert Blake, Roseanne y Gary Busey.

"Uno debe pensar siempre en el peor escenario posible y uno debe pensar rápido. Yo habría ordenado el cierre del lugar sólo por tratarse de Michael Jackson", agregó Braun.

El que la investigación de la muerte de Michael Jackson se convierta en un caso penal dependerá de las pruebas que surjan tras los exámenes toxicológicos que se le hicieron a su cadáver durante la autopsia.

Se podrían presentar acusaciones si las autoridades determinan que Jackson recibió una cantidad excesiva de medicamentos por prescripción, Si se le dieron fármacos inadecuados para sus necesidades médicas o si los médicos a sabiendas le prescribieron a Jackson medicinas bajo un nombre falso.

Hasta ahora no se sabe qué fue lo que le causó la muerte a Jackson, quien tenía 50 años. El astro del pop sufrió un paro cardíaco en su alcoba y su médico personal, Conrad Murray, le practicó una resucitación cardiopulmonar mientras llegaba una ambulancia, de acuerdo con los abogados de Murray.

Murray ha hablado con la policía, y las autoridades indicaron que el doctor no es sospechoso, aunque sus acciones podrían ser revisadas porque sus propios abogados han reconocido que Murray se tardó media hora para llamar a la ambulancia.

Se llevó a cabo la autopsia, pero no se espera que se den a conocer los resultados de la misma sino hasta dentro de varias semanas. Los familiares de Jackson solicitaron una segunda autopsia privada y los resultados también están pendientes.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes