Postergan hasta septiembre audiencia de asesino de Lennon

NUEVA YORK ( AFP). El asesino de John Lennon solicitará su liberación condicional a principios de setiembre, anunció la comisión encargada de examinarla tras aplazar una audiencia prevista este martes en Nueva York.

Mark David Chapman, de 55 años, solicitará en esa oportunidad por sexta vez ser liberado en el marco de una revisión de penas programada inicialmente este martes en el presidio de Attica, en el norte del Estado de Nueva York.

" Chapman fue informado de que su audiencia de liberación condicional fue postergada un mes", dijo Carole Claren-Weaver, portavoz de la Comisión de Libertad Condicional del estado de Nueva York.

La comisión, precisó la vocera, " está a la espera de información adicional para disponer de un expediente completo del caso de Chapman durante la próxima audiencia", que tendrá lugar " durante la semana del 6 de setiembre".

Chapman asesinó a balazos al Beatle ante su domicilio neoyorquino del edificio Dakota, frente a Central Park, el 8 de octubre de 1980, un suceso que conmovió al mundo y que según muchos historiadores marcó el fin de una época.

En 1981 el asesino fue sentenciado a cadena perpetua con posibilidad de salir bajo palabra a partir de los 20 años de cárcel efectiva.

La viuda del cantante británico, Yoko Ono, dijo en reiteradas ocasiones que se opone a su liberación. En las cinco oportunidades anteriores, en 2000, 2002, 2004, 2006 y 2008, el pedido de Chapman fue rechazado.

Según el abogado de Ono, Peter Shukat, citado por el Daily News, " su posición no ha cambiando", es decir que la viuda sigue considerando que su vida o la de los dos hijos de Lennon estarían en peligro si lo liberasen.

Una coincidencia de fechas y hechos hacen además que este año sea una ocasión especial. No sólo se cumplen tres décadas del asesinato sino que el 9 de octubre próximo, Lennon, nacido en Liverpool en 1940, cumpliría 70 años.

Este año falleció además en enero el novelista J. D. Salinger, autor de " El Guardián entre el Centeno" cuyo protagonista Holden Caulfield inspiró a Chapman su acto criminal, según aseguró en una carta enviada al New York Times.

" Ese libro extraordinario encierra muchas respuestas", escribió Chapman, aunque el personaje de adolescente rebelde de la novela de Salinger no sea un asesino.

Una eventual liberación de Chapman plantearía además el desafío de su propia seguridad. El asesino cumple su pena en una unidad especial del penal de Attica y no ha cometido infracciones por mala conducta desde 1994.

En 2008, al rechazar la petición de liberación anterior de Chapman, justificó su decisión aludiendo al " bienestar de la sociedad en general".

Según la comisión, una liberación anticipada hubiese constituido además un mal ejemplo para la sociedad porque " tendería a minimizar la gravedad del delito y a socavar el respeto por la ley".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada