El Prado atribuye "Coloso" a Asensio Juliá

MADRID (AP). Ni Goya ni obra maestra. El Museo del Prado declaró el lunes que lo más probable es que el autor del célebre cuadro "El Coloso" sea Asensio Juliá, reconocido como el discípulo más importante de Francisco de Goya, y dijo que el lienzo evidencia una cierta pobreza técnica.

En un extenso informe publicado en la página web del museo, Manuela Mena, experta en la obra de Goya y responsable del estudio, descartó que el pintor aragonés tuviera algo que ver con el cuadro.

Mena argumentó razones de estilo para sostener una hipótesis que venía defendiendo desde el año pasado. Además, señaló que en la parte inferior del cuadro se advierten las siglas A.J.

En su opinión, el pintor valenciano Asensio Juliá, conocido desde finales del siglo XVIII como ayudante principal del taller de Goya, sería el autor más probable de "El Coloso".

El informe subraya que las escasas obras conservadas de Juliá tienen por firma "iniciales similares" y una grafía muy parecida.

"El cuadro presenta desde su misma base un modo de trabajo distinto al de Goya, revelando por comparación con sus obras, una mano y concepción de las figuras y el espacio diferente a la suya", explicó Mena en el informe.

"En superficie, sin embargo, el cuadro está pintado claramente a imitación del estilo del maestro, lo que ha ayudado a mantener el error sobre su verdadera autoría", añadió.

En ese sentido, Mena recomienda seguir indagando en las figuras de otros pintores que trataron de emular las técnicas de Goya para poder atribuir la obra a Juliá "con total seguridad".

"El Coloso" llegó al Museo del Prado en 1931 y desde entonces fue alabado por gran parte de la crítica y expertos como un ejemplo del Goya más moderno.

La pintura se fechó como anterior a 1812, lo que facilitó su vinculación con la Guerra de la Independencia entre España y la Francia de Napaleón (1808-1814).

El conflicto dio lugar a algunas de las obras más renombradas del genio aragonés, como la serie "Los desastres de la guerra", "La carga de los mamelucos" y "Los fusilamientos del 3 de mayo".

El estudio desmonta esta teoría y va más lejos. El análisis de Mena sostiene que las pinceladas de "El Coloso" son lentas, titubeantes y poco fluidas.

"Visto con luz adecuada, se hace manifiesta la pobreza de su técnica, de su luz y colorido, así como la marcada diferencia de 'El Coloso' con las obras maestras, de atribución documentada de Goya", afirmó.

Mena considera que la enorme figura del gigante que domina el cuadro fue resituada varias veces por la brocha del pintor, evidenciando dificultades en el dominio del espacio, la fisonomía y la expresión.

"Ese modo de hacer indica un proceso de creación lento e indeciso, no directo ni sabiendo de antemano lo que se pretende. Su autor no está seguro de lo que va a hacer y cómo lo va a hacer, dudando de los resultados", aseguró.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada