Prince exige ascensor propio en los hoteles donde se hospeda

Para un hotel, el privilegio de alojar a un huésped tan emblemático como Prince también acarrea ciertas consecuencias que los establecimientos deben solventar lo mejor posible de cara al paso de su gira por Inglaterra, ya que el cantante ha solicitado que todas las habitaciones en las que se aloje cuenten con ascensor propio, además de prohibir expresamente que sus aposentos incluyan cuadros de animales y caras o alfombras que le "molesten".

"La lista de exigencias de Prince ya ha sido enviada a todos los hoteles de Reino Unido para que todo esté preparado a su llegada. Todas sus peticiones deben ser atendidas al detalle o no cumplirá con su calendario de actuaciones", aseguró una fuente al periódico The Sun.No es la primera vez que el polifacético cantante de 55 años pone en jaque con sus peticiones a los organizadores de sus conciertos.

Durante su serie de actuaciones londinenses en el O2 Arena de 2007, solicitó que se construyera una vivienda de cinco habitaciones al lado del estadio para facilitar sus desplazamientos cada noche.Pero además de no ser un gran aficionado a subir escaleras, Prince también se muestra muy reticente a caminar antes de sus conciertos, como demostró en 2011 al solicitar una limusina para recorrer los 24 metros que separaban su camerino del escenario del Festival Hop Farm de Kent, en el sur de Inglaterra.

Por el momento, parece ser que los hoteles británicos han conseguidos cumplir con las expectativas del músico, ya que la primera actuación de Prince y su banda femenina 3RDEYEGIRL en el marco de su gira 'Hit and Run Tour' se desarrolló sin problemas este miércoles en la ciudad del Támesis. Queda por ver si en su próximo destino, Viena (Austria), consigue mantener el pabellón igual de alto.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes