Proseguiría subasta, pese a demanda de Jackson

NUEVA YORK (AP). Cuando se trata de Michael Jackson, incluso una venta de garaje puede convertirse en una lucha épica.

Una casa de subastas contratada por el llamado rey del pop para vender los artículos que estaban en la finca de Neverland, abandonada por Jackson, dijo que seguirá con los planes para vender 2,000 objetos en abril, pese a que la estrella intentó sorpresivamente frenar el remate este mes.

Algunos de los artículos más preciados estarán a la vista del público en el Hard Rock Cafe de la Plaza Times en esta ciudad, durante la presente semana, incluidos dos de sus característicos sombreros, un par de sus trofeos de los MTV Video Music Awards, vestuario de las giras de la década de 1980 y numerosos guantes con incrustaciones de cristales y pedrería.

Jackson interpuso a comienzos de marzo una demanda en la que señalaba que nunca dio permiso para que fueran vendidos muchos artículos "invaluables e irremplazables".

La casa de subastas Julien's Auctions respondió en documentos ante la corte, y señaló que los representantes de Jackson se habían involucrado entusiastas en la venta durante varios meses, pero en febrero cambiaron repentinamente de opinión.

El presidente de la empresa, Darren Julien, dijo en una declaración jurada ante un tribunal en Los Angeles que los representantes del cantante trataron incluso de intimidar al directivo para que pospusiera la venta.

Durante un encuentro realizado el 9 de febrero, en un restaurante de comida rápida en Los Angeles, uno de los empleados de Jackson advirtió a los subastadores que estarían en peligro si no cancelaban la venta, señaló Julien.

"Nos dijo que el Dr. Tohme y Michael Jackson querían darnos el mensaje de que 'nuestras vidas están en peligro y habría derramamiento de sangre'", dijo Julien, en referencia al administrador de los negocios de Jackson, Tohme Tohme.

Alan Gutman, abogado de MJJ Productions, la compañía de Jackson, dijo que Julien estaba "desesperado por desviar la atención de su propia mala conducta", y lo acusó de hacer "ataques abusivos".

Julien estimó que la venta recaudaría entre 10 y 20 millones de dólares, dinero que Jackson usaría desesperadamente. Relató que el astro ha tenido problemas financieros durante años y no ha ofrecido un gran concierto desde el 2001, cuatro años antes de que se le exonerara de abusar de un niño. Recientemente, Jackson anunció una serie de conciertos en Londres, cuyas localidades se agotaron en horas.

Jackson recibirá las ganancias de la venta, menos las comisiones de la casa subastadora.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes