Reeditan las memorias de Jackson

NUEVA YORK (AP). La mañana siguiente a la muerte de Michael Jackson, el correo electrónico del agente literario Joy Harris empezó a zumbar: ¿Cuándo se reeditaría "Moonwalk", las memorias de Jackson?

"Me pareció repentino", dijo Harris. "Pero no me sorprendió, por el modo en que todo es tan inmediato estos días".

En pocos días, Harris le había enviado los correos electrónicos a los abogados de Jackson y pronto empezaron las conversaciones. "Moonwalk", originalmente adquirido por la entonces editora de Doubleday Jackie Kennedy y publicado en 1988, volverá a publicarse en octubre bajo el sello Random House Inc. con una primera tirada de 100,000 ejemplares y una nueva introducción escrita por un amigo de Jackson aún no identificado.

Los representantes de Jackson quisieron actuar rápidamente.

Apenas una semana después del deceso, los albaceas testamentarios del cantante declararon ante una corte de Los Angeles que los acuerdos para libros debían alcanzarse "a la brevedad posible" para aprovechar "la notoriedad en torno a la inesperada muerte de Michael Jackson" y asegurar que las "ganancias del patrimonio se maximicen".

Según Harris, varias editoriales estadounidenses estaban interesadas, pero tanto Harris como los abogados que habían manejado el libro de Jackson querían mantener a la editora original, Shaye Areheart. Su sello Harmony en Random House se encargará del lanzamiento. (Kennedy murió de cáncer en 1994).

"(Areheart) fue profesional y respetuosa con Michael", dijo Harris, quien se negó a ofrecer los detalles financieros de la nueva edición. "Ella trabajó mucho tiempo para Jackie y se sentía cómoda con las celebridades".

El libro también se publicará en Alemania, Francia y el Reino Unido.

"Moonwalk" fue un clásico proyecto de famosos: No fue escrito ni concebido por Jackson. Su contenido se mantuvo en secreto justo hasta el momento del lanzamiento (en la planta de impresión se le refería con el código de "Neil Armstrong"). Encabezó la lista de libros de no ficción del New York Times, y pocos años después pasó al olvido.

La idea surgió a mediados de los 80, con "Thriller" en la cima de la popularidad y el cantante en la cúspide de su carrera. Jackie Kennedy, una celebridad por lo menos tan famosa como Jackson y aún más reservada que él, admiraba al artista, estaba fascinada con él y quería narrar su historia.

Kennedy y Areheart se reunieron con Jackson en su casa en Encino, California. Areheart recordó a Jackson como "inteligente, divertido y cortés", un joven que no daba indicios de la eventual comidilla de la prensa sensacionalista en que se convertiría.

"Simplemente era un tipo animoso, en contacto con la realidad", dijo. "Y muy racional en sus argumentos".

Gran parte del trabajo de campo lo hizo Areheart. Por varios años, viajó a California para reunirse con Jackson en su casa de Encino, a menudo en un gran estudio con chimenea, y grababa en audio sus entrevistas.

El proyecto tomó más de lo que Areheart había anticipado, no por falta de cooperación de Jackson sino porque el artista estaba de gira, grabando, o simplemente siendo Michael Jackson.

"Su tiempo era siempre ajeno", dijo.

"Moonwalk" salió al mercado a principios de 1988. En una reseña, el crítico musical del New York Times Ken Tucker lo calificó de excéntrico, contradictorio e inútilmente revelador. Jackson, escribió, era "un maestro de la banalidad inexpresiva", que ofrecía "información importante mezclada con psicocháchara".Además de las declaraciones típicas sobre la fama ("Duele que te ataquen") y los medios ("¿Qué pasó con la verdad? ¿Ya no está de moda?"), Jackson confesó que su padre lo golpeaba, que se hizo dos cirugías plásticas en la nariz y que usaba un solo guante porque "dos me parecía tan ordinario". El libro estaba dedicado a Fred Astaire e incluía una breve nota de Kennedy, quien preguntaba: "¿Qué puede uno decir de Michael Jackson?"

Doubleday imprimió 300,000 ejemplares para el lanzamiento y eventualmente vendió unos 500,000, según la editorial actual, Harmony.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada