Reese Witherspoon sufrió una agresión sexual con solo 16 años

La actriz Reese Witherspoon se ha unido públicamente al movimiento global de condena y repulsa ante el trato denigrante y sexista que las mujeres de la meca del cine han venido soportando de forma generalizada y que, en las dos últimas semanas, ha cobrado una mayor visibilidad a raíz del escándalo de abusos sexuales que ha terminado por destronar al todopoderoso Harvey Weinstein.De hecho, y para dejar claro que ella también es plenamente consciente de los extremos a los que pueden llegar aquellos que se creen con el derecho a instrumentalizar y someter a las mujeres, la artista ha revelado abiertamente que fue víctima de una "agresión sexual" cuando solo tenía 16 años y trataba de abrirse camino en tan competitivo negocio.

"Yo también tengo experiencias propias que ahora vuelven a mí de forma muy vívida y que, durante días, no me han dejado dormir bien y me impiden pensar con claridad y verbalizar aquellos sentimientos y esa ansiedad que he venido teniendo sobre la culpa que siento por no haberme expresado antes. Siento asco hacia ese director que me agredió sexualmente cuando solo tenía 16 años, y enfado hacia aquellos agentes y productores que me daban a entender que el silencio era una condición imprescindible para conservar el empleo", manifestó durante su intervención en el evento ELLE Women in Hollywood celebrado anoche en Beverly Hills.

La crudeza y la transparencia con la que Reese se pronuncia ahora sobre tan dramáticas vivencias viene ligada al único aspecto positivo que parece derivarse del impactante caso Weinstein, el hecho de que las féminas de la industria hayan perdido el miedo a hacer públicos sus traumas para avergonzar así a sus agresores y reclamar con vehemencia un cambio radical de paradigma.

"He hablado estos días con muchas actrices y guionistas, la mayoría de ellos mujeres, que han tenido experiencias similares y que valientemente las han dado a conocer. Esas historias me han resultado inspiradoras, para mí y para todo el mundo, porque solo con la verdad se pueden curar las heridas", expresó desde el escenario para a continuación cerrar su discurso mandando un mensaje de esperanza a las nuevas generaciones."Siento que estamos creando una nueva realidad para las mujeres, especialmente para las más jóvenes, una diferente en la que estarán respaldadas y acompañadas.

Y todo eso me hace sentir mejor", aseveró.La oscarizada artist y ahora protagonista de la exitosa serie 'Big Little Lies' ha optado así por seguir el ejemplo de aquellas compañeras de profesión que, animadas por el testimonio de actrices como Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow o Ashley Judd -todas ellas supuestas víctimas del carácter "depredador" del ya defenestrado 'rey midas' de Hollywood-, han alzado la voz para denunciar los abusos que ellas mismas recibieron en algún momento de sus carreras.

De hecho, ayer lunes la cantante Björk aseguró haber sufrido el acoso de un "director danés" que, tras echar un rápido vistazo a su filmografía, se identificaba irremediablemente con Lars Von Trier, del que la cantante ya se pronunciaba en su momento sobre la tensión que reinó siempre entre ellos durante el rodaje de la cinta 'Bailando en la oscuridad' (2000).

Sin ir más lejos, hoy mismo se ha sabido que la aclamada Jennifer Lawrence fue presionada y humillada en los inicios de su trayectoria para que adelgazara y se amoldara así a los rígidos cánones de belleza que siguen imperando en la meca del cine, especialmente los que afectan directamente a las mujeres.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes