Mujer de Robbie Williams lo seduce con tacones y camisetas de fútbol

La franqueza con la que Ayda Field habla en televisión de su vida sexual con el conocido cantante Robbie Williams -con el que lleva casada desde 2010- no deja de sorprender. Si hace unos días hacía referencia a la larga temporada de sequía que la pareja vivía en el dormitorio, ahora ha revelado que en una ocasión se vio obligada a combinar una camiseta del Manchester United con un par de tacones para conseguir seducir a su famoso marido.

"Rob y yo siempre planificábamos estos encuentros [sexuales] con precisión cuando íbamos a tener a nuestros hijos. Los días en que estoy ovulando son los más propicios para hacerlo porque tengo más posibilidades [de quedarme embarazada], pero a él no le gusta verse forzado a hacer el amor en un momento concreto si no le sale de forma natural. Una vez estaba ya con las piernas en alto y me dijo: 'Esto no me resulta atractivo o sexy'. Recuerdo que pensé: 'Ya sé lo que voy a hacer'. Me fui a su estudio de música y me puse su camiseta del Manchester United y unos tacones de aguja. Supe que eso iba a funcionar", reveló la intérprete en el programa de la televisión británica 'Loose Women'.

Pero la rapidez con la que Ayda improvisó su estrategia no pasó desapercibida para el artista británico, quien se percató en cuestión de segundos de las verdaderas intenciones que escondía el arrebato de pasión de su mujer.

"Me miró como diciendo: 'Estás intentando tener un bebé, ¿a que sí?'", añadió entre risas durante su intervención en directo.La estabilidad que ha marcado sus más de 10 años de relación sentimental parece tener origen en el hecho de que ambos comparten un sentido del humor muy similar, que les lleva incluso a bromear entre ellos de la extensa lista de conquistas amorosas que ha tenido Robbie en los últimos 20 años.

"Una de las costumbres que tenemos al encender la televisión es señalar cuando salen en pantalla a todas las mujeres con las que él se ha acostado en alguna ocasión. Me encanta ese juego. Da igual que sea en una serie dramática o en un programa de televisión, siempre hay alguna mujer con la que se ha acostado. Una vez nos pasó que estábamos en clase de yoga con los niños. De repente Rob se agachó y trataba de esconderse. Me decía: 'Shhh, shhh, cariño, ven, me acosté con aquella madre y no recuerdo su nombre'", aseguró.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes