Robbie Williams se tatuará los cumpleaños de sus hijos porque no los recuerda

Al margen de lo mucho que les quiere y del hecho, como él mismo ha explicado en varias ocasiones, de que le han cambiado radicalmente la vida, lo cierto es que el cantante Robbie Williams no suele acordarse de las fechas de nacimiento de los tres retoños que comparte con su esposa Ayda Field, los pequeños Teddy (6), Charlie (4) y Coco (11 meses).

Esa circunstancia ha llevado al antiguo miembro de la banda Take That a tomar una decisión tan ingeniosa como útil, al menos en su caso, para no olvidarse nunca de felicitar a sus hijos en su gran día: la de tatuarse los tres cumpleaños de sus niños y, de esta forma, solventar esos graves problemas de memoria a los que atribuye su falta de conocimiento.

"Voy a hacerme tatuajes con las fechas de nacimiento de mis bebés, porque no me las sé. Ni siquiera recuerdo el mes en que nació Charlie, creo que tiene cuatro años, no, en realidad cinco. No quiero que nadie me juzgue, simplemente mi cerebro funciona así. No soy capaz de retener esa clase de información", habría asegurado el intérprete en conversación con el diario The Sun.

Los futuros grabados no serán ni mucho menos los primeros que adornen su cuerpo y que, al mismo tiempo, supongan un 'cariñoso' homenaje a toda su prole.

De hecho, el artista ya luce con orgullo un osito de peluche que hace referencia al nombre de su primogénita y, en el futuro próximo, aparecerá en su piel el logo de la casa de moda Chanel -una original mención a Coco, quien comparte nombre con la fundadora de la firma- y el dibujo de un billete enrollado: este tatuaje simbolizará de alguna forma su ya superada adicción a la cocaína y, asimismo, podría asociarse al nombre de Charlie, ya que ese es uno de los motes que se le dan a la citada sustancia en el Reino Unido.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes