Roger Moore está 'destrozado' tras la muerte de su hijastra

El veterano Roger Moore ha confirmado a través un comunicado publicado en su cuenta de Twitter la muerte de Christina Knudsen, hija de su actual esposa Kristina Tholstrup, a los 47 años de edad a causa de un cáncer contra el que llevaba meses luchando, un duro golpe que ha dejado a toda la familia "con el corazón roto".

"Nuestra hermosa hija Christina, a la que apodábamos cariñosamente Flossie, perdió su batalla contra el cáncer el 25 de julio a las 10 de la mañana [hora local]. Estamos destrozados y con el corazón roto. Estuvimos a su lado en todo momento, asistiéndola y dándole fuerzas hasta el final", reza el mensaje que ha compartido en la red social.

El legendario intérprete que dio vida al espía James Bond en siete películas de la franquicia trató en todo momento a la malograda Christina como si fuera su propia hija desde que contrajo matrimonio con su madre en el año 2002, convirtiéndose así en su principal referente paternal. El padre de la fallecida, sin embargo, era el famoso promotor inmobiliario Hans Christian Knudsen, quien se suicidó poco después de ser formalmente acusado por las autoridades de evadir impuestos.

Su padrastro y segundo marido de su progenitora, Ole Tholstrup, falleció como consecuencia de su alcoholismo años antes de que Kristina se enamorara de Roger Moore y pasaran por el altar.Christina Knudsen -quien estuvo un año casada con el ejecutivo de banca Nikolaj Albinus y mantuvo posteriormente una relación de cuatro años con el fundador de Skype Janus Friis- se destacó en los últimos años de su vida por haber emprendido diversas aventuras empresariales en la ciudad de Londres, a la que se mudó en el año 1997, así como por sus más recientes trabajos como diseñadora de interiores. Hace solo dos años abrió en la capital británica una discoteca llamada Ochun, concebida para propiciar citas entre una clientela en la que abundaban los solteros.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes