Rose McGowan se habría entregado a las autoridades para evitar su detención

Aunque hace dos semanas no dudó en calificar de "mier** de caballo' los cargos que se habían presentado contra ella después de que las autoridades de Washington revelaran que se había detectado la presencia de narcóticos en el equipaje de un vuelo que la artista había tomado el pasado mes de enero de Los Ángeles a Washington, la actriz Rose McGowan habría decidido entregarse finalmente a la policía para evitar tener que ser directamente detenida en virtud de la orden de arresto que se había emitido contra ella.

Según el portal de noticias TMZ, la intérprete habría querido sortear así la que podría haber sido una escena muy bochornosa para ella, nada recomendable ahora que vuelve a gozar de una gran popularidad en su condición de principal portavoz del colectivo femenino en la lucha de Hollywood contra el acoso y los abusos sexuales -no en vano, fue una de las víctimas del carácter 'depredador' de Harvey Weinstein-, aunque eso no la eximirá de un posible juicio que podría llevarle a pasar hasta un año de cárcel.De momento, la que fuera protagonista de la serie 'Embrujadas' se encuentra en libertad tras haber pagado una fianza de cerca de 5.000 dólares y, de momento, se desconoce cuándo tendrá que presentarse ante un juez para aclarar tan delicado asunto.

En el momento en que se hizo efectiva la citada orden de arresto, Rose debería haberse presentado ya ante la corte del condado de Loudoun, en el mismo estado, para responder ante tan graves acusaciones, pero decidió no hacerlo y, en consecuencia, la policía no tardó en hacer público su caso.

"Los efectos personales que fueron dejados en el aeropuerto para su inspección el pasado 20 de enero dieron positivo en una prueba para la detección de narcóticos. Nuestro departamento de policía ha intentado ponerse en contacto con la señorita McGowan para que aparezca ante la Corte de Virginia y responda así ante los cargos que existen contra ella", reza el escueto comunicado que emitió hace dos semanas Rob Yingling, portavoz del cuerpo policial de Washington, antes de aclarar que lo que se le atribuye a la intérprete no es considerado delito, sino una mera falta.

Pese a que finalmente ha optado por combatir las alegaciones a través de los cauces legalmente establecidos, en su momento Rose se mostró mucho más combativa y desafiante en las redes sociales para defenderse y, sobre todo, atribuir la intervención de la policía a un complot urdido desde las altas esferas para silenciarla y evitar que siguiera denunciando la impunidad de quienes dirigen un trato vejatorio a las mujeres."Están tratando de silenciarme? Me acabo de enterar de que ha emitido una orden de arresto contra mí en Virginia. Menuda montaña de mie*** de caballo", publicaba en su Twitter.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes