Rosie Huntington-Whiteley se hace 100 selfies antes de colgar una foto en Instagram

Más de quince años de carrera en el mundo del modelaje y estar rodeada siempre de los mejores fotógrafos han permitido a la también actriz Rosie Huntington-Whiteley recopilar una serie de trucos profesionales que ahora pone en práctica siempre que publica una imagen suya en las redes sociales.

La joven británica sabe bien que para conseguir el selfie perfecto se necesitan tres elementos básicos: la localización ideal, un buen editor de fotografías y, sobre todo, mucho tiempo hasta conseguir tomar la instantánea perfecta.

"Bueno, necesitas como media hora para encontrar buena luz, hacerte unas cien fotos tuyas, editarlas todas y ponerles tres filtros. Venga, seamos sinceros, así es cómo funciona. Tengo que ser cuidadosa cuando cuelgo fotos porque es parte de mi trabajo, pero espero que la gente no piense que mis redes sociales son demasiado pretenciosas", asegura la prometida del actor Jason Statham, con quien espera su primer hijo, en el próximo número de la revista Glamour británica.

Rosie es muy consciente de que la aparente perfección que transmite a través de su cuenta de Instagram puede llegar a minar la confianza de sus más de siete millones de seguidores, por lo que trata de ser muy sincera a la hora de explicar la preparación y trabajo que se esconde tras cada imagen.

"Me preocupa que las chicas que se puedan sentir inseguras con su cuerpo vean la foto de una supermodelo fantástica, tumbada en la playa en una postura o un entorno completamente irreal. Entiendo que esto pueda hacer sentir a la gente mal consigo misma. Es decir, yo tampoco soy inmune a ello. A veces pienso: '¡Mierda!', y eso no me hace sentir nada bien", revela también la maniquí, que no duda en confesar sus propias inseguridades a pesar de ser una de las intérpretes más bellas de Hollywood y de haber desfilado en más de una ocasión para la conocida firma de lencería Victoria's Secret.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes