Ryan Lochte y Kayla Reid desvelan las primeras fotos de su hijo Caiden Zane

Menos de un año después de sorprender gratamente a la opinión pública con el anuncio de su compromiso matrimonial, la pareja formada por el nadador estadounidense Ryan Lochte y la modelo Kayla Rae Reid han vuelto a acaparar la atención de los internautas con la publicación de las primeras instantáneas de su primogénito Caiden Zane, quien llegó al mundo el pasado 8 de junio tras un parto que, a pesar de que no estuvo exento de complicaciones, finalmente contó con el más feliz de los desenlaces.

"Mi pequeña calabaza con esa sonrisa tan pícara. Fueron casi 26 horas de un difícil parto que desgraciadamente tuvo que ser inducido, pero que nos acabó brindado la mayor de las satisfacciones que hemos tenido en nuestra vida. Caiden Zane Lochte nació el 8 de junio de 2017 y pesa algo más de tres kilos de pura emoción. En cuanto pude sostenerle en brazos, lo coloqué en mi pecho, me miró fíjamente y no apartó los ojos. Rompí a llorar y siempre atesoraré ese momento como el mejor de mi vida", reveló la maniquí en su perfil de Instagram junto a una adorable foto del recién nacido.

Aunque el propio medallista olímpico ya ha inundado sus propios perfiles de las redes sociales con conmovedoras imágenes que le retratan junto al pequeño Caiden, ha dejado que sea su futura esposa quien comparta con todos sus seguidores el papel tan significativo que jugó durante las interminables horas que ambos pasaron en el hospital hasta la llegada al mundo de su retoño.

"Ryan estuvo a mi lado todo el rato, animándome y dándome fuerzas durante todo el proceso. Ver la cara que se le quedó cuando vio a Caiden por primera vez fue una experiencia enternecedora y de un valor incalculable. Fue un momento muy emotivo para los dos y seremos muy felices viendo crecer todos los días a nuestro pequeño hombrecito", rememoró en la misma publicación.

Hay que recordar que a lo largo de este último año Ryan Lochte ha conseguido de alguna forma reparar su maltrecha imagen pública a base de proyectar una estabilidad sentimental y familiar que contrasta con el mediático escándalo que, junto a algunos compañeros de la delegación estadounidense, protagonizó el pasado verano en el marco de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Con el objetivo de evitar que saliera a la luz que el grupo al completo había sido detenido por la policía brasileña tras causar graves destrozos en un establecimiento durante una salida nocturna, el deportista no dudó en mentir deliberadamente a los medios -perpetuando de paso la reputación de ciudad insegura que arrastra Río- para asegurar que su visita de esa noche a la comisaría se había visto motivada por un hipotético atraco a mano armada del que habían sido víctimas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes