Salvo por Elton John, Israel está cada vez más aislado

TEL AVIV, Israel (AP). Con unos lentes azules y aporreando su piano, Elton John se colocó en el ojo del huracán sobre la imagen de Israel ante la comunidad internacional.

El concierto del legendario músico británico del jueves por la noche llegó tras una serie de cancelaciones de artistas como Elvis Costello y los Pixies. John resistió una ola cada vez mayor de llamados de los activistas propalestinos para boicotear al estado judío y le dio a los Israelíes una razón para sonreír en medio de la sensación cada vez mayor de su aislamiento.

"No me van a impedir que venga aquí, nena", le dijo a la multitud animosa en Tel Aviv, y agregó que creía que la música servía para llevar la paz y unir a las personas. "Eso es lo que hacemos, no somos tan delicados sobre nuestras conciencias, ¿entendido?", agregó en un aparente contraataque a los artistas que han cancelado sus conciertos en Israel.

La presentación de John fue destacada precisamente porque a nivel mundial Israel parece estar perdiendo la batalla contra su aislamiento, lo que se acentuó más después de la redada naval contra una flotilla que trataba de romper el bloqueo a Gaza el 31 de mayo, una operación que terminó en violencia y llevó a la muerte de nueve activistas turcos.

Ecuador, Sudáfrica y Turquía retiraron a sus embajadores y Nicaragua rompió relaciones diplomáticas tras el incidente. Vietnam aplazó una visita del presidente israelí, Grecia suspendió sus ejercicios militares y los trabajadores de los muelles suecos realizaron un boicot de una semana contra los buques y productos israelíes. Incluso Estados Unidos criticó la redada y obligó a Israel a establecer un grupo de especialistas con dos observadores internacionales para investigar la redada.

Muchos en Israel, incluyendo a los líderes del gobierno han concluido que la guerra sobre la opinión mundial está perdida, dijo el comentarista israelí Ronen Bergman.

Bergman agregó que la "mentalidad de asedio" era peligrosa, en especial de parte de una nación que busca aumentar su apoyo mundial contra lo que Israel considera una amenaza a su existencia: el programa nuclear de Irán.

Muchos en Israel acusan a la diplomacia del país por no poder tener una comunicación adecuada y por tratar de ser engañosa en los medios de comunicación pero Bergman dijo que esto no es el caso en la mayoría de las ocasiones. "El problema no es de mercadotecnia, el problema es con el producto y el producto está dañado, no se puede hacer publicidad a la ocupación", dijo Bergman refiriéndose a los 43 años que Israel a impuesto su control a los palestinos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada