Sam Smith se siente "tan hombre como mujer"

El cantante Sam Smith ya se ha pronunciado en más de una ocasión sobre las dificultades que para él tuvo crecer en un entorno en el que no había demasiados chicos homosexuales con los que pudiera sentirse identificado, una situación de la que ahora asegura que, tanto para bien como para mal, le hizo destacarse sobre los demás al poder hacer gala de una conducta muy particular que le llevaba a recibir tantas burlas como muestras de "respeto".

"Siempre me he sentido tan hombre como mujer. Se metían mucho conmigo por eso, pero también había gente que me respetaba simplemente por comportarme tal y como era. Me gustaba comprar de todo, vestidos y tacones. Me encantan los tacones, tengo un montón de ellos en casa", ha revelado en una entrevista al Sunday Times.Al margen de ciertos contratiempos y de la incomprensión de algunos de sus allegados, por lo general al joven intérprete nunca le temblaba el pulso a la hora de salir a la calle con maquillaje y exhibiendo una estética claramente inspirada en algunos de sus ídolos y referentes del mundo del espectáculo.

"Mucha gente no sabrá esto, pero cuando tenía 17 años, recuerdo que estaba obsesionado con Boy George y Marilyn Monroe, así como con otros personajes del estilo. Hubo un tiempo en mi vida en que literalmente no tenía ni una sola prenda masculina, de verdad. Salía a la calle con la cara pintada, me ponía pestañas postizas, leggins, unas botas Dr Martens y abrigos enormes. Así estuve cerca de dos años y medio", ha reconocido.

Aunque cuando saltó a la fama en el año 2012 gracias a su participación en la versión británica de 'Factor X' hizo todo lo posible por alejarse de la etiqueta de 'cantante melódico gay', con el paso del tiempo Sam ha terminado por aceptar que el plano de su vida personal y su faceta artística están directamente relacionados y se alimentan el uno al otro.

"Al principio de mi carrera quise evitar a toda costa que se hablara de mí como el típico 'cantante melódico gay', porque mi deseo era darme a conocer por mi vocación y no por mi ámbito privado. Ahora todo ha cambiado, yo he cambiado, es posible que no me importe tanto que se me haya dado ese título porque no deja de ser parte de mí", ha apuntado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes