Sara Sálamo está deseando tener a su bebé entre brazos

Además de la comprensible impaciencia que define a las futuras mamás en los días inmediatamente anteriores al parto debido a las ganas que tienen de ver de una vez la carita de su retoño, en el caso de la actriz Sara Sálamo este nerviosismo también va ligado a la incomodidad que siente en estos momentos por culpa de las altas temperaturas que empiezan a asolar Madrid y de las molestias adicionales que causan en una mujer en su estado.

"Me tiene ya... Este es un mensaje para mi hijo: ¡Por favor, sal ya, que no soporto esta ola de calor madrileña!", se ha desahogado la intérprete en un vídeo publicado en su cuenta de Instagram, a la que ha añadido poco después otra instantánea que le ha servido para intensificar sus quejas contra este clima adverso.

"Ola de calor, uoh, oh, oh", ha escrito para modificar ligeramente el estribillo de la canción 'Un rayo de sol'.

Independientemente de los contratiempos ligados a la meteorología, lo cierto es que tanto Sara como Isco, quien pronto repetirá experiencia en la paternidad tras el nacimiento, hace casi cinco años, de su primogénito Francisco -fruto de su anterior relación con Victoria Calderón-, no han dejado de poner de manifiesto en estas últimas semanas el entusiasmo permanente en el que viven ante la perspectiva de ampliar su familia"La mirada serena por mecerte y esperarte" o "La curva de la felicidad" son algunos de los mensajes que la artista ha venido lanzando en sus redes sociales coincidiendo con la recta final de su embarazo, acompañados estos de las imprescindibles declaraciones de amor del futbolista del Real Madrid en forma de comentarios tales como "Te quiero" o "Te amo".

"No dejo de mirar mi barriga y mi nueva figura sin dejar de maravillarme. Aunque también me siento agotada por las náuseas que persisten, la pesadez del cuerpo y el ser una hormona con patas, ahora, en el último trimestre, ya vaticino que voy a echar muchas cosas de menos", reflexionaba poco antes Sara al tiempo que admitía que, una vez se convierta en madre, es probable que eche de menos algunos de los momentos más bonitos del proceso.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes