Sarah Hyland trata de "reequilibrar" los diferentes aspectos de su vida

Desde que comenzara su ardua lucha contra las enfermedades que le han venido aquejando en los últimos tiempos, especialmente la endometriosis que afecta a su útero y la displasia renal que la obligó a someterse hasta en dos ocasiones a un transplante de riñón, la actriz Sarah Hyland ha tratado en todo momento de sobrellevar de la mejor forma posible el impacto que tales contratiempos han tenido tanto en su estado mental como emocional, aunque evidentemente la estrategia no ha sido precisamente fácil de llevar a cabo.

"Lo ideal sería intentar mantener el equilibrio entre las tres realidades de mi persona, la anímica, la psicológica y la física. No es sencillo, por supuesto, pero a veces siento que cuando me veo abrumada a nivel mental y emocional, lo mejor es tratar de ejercitarme físicamente para compensarlo. Por desgracia, debido a la enfermedad no he podido entrenar bien en los últimos cuatro meses, y eso ha incrementado mi ansiedad", ha explicado en conversación con la revista People.

La intérprete de 'Modern Family', quien el verano pasado llegó a revelar que había contemplado incluso la idea de suicidarse para no suponer una carga a sus seres queridos, es consciente de que siempre pueden aparecer imprevistos que, de alguna forma, alteren los planes que se había marcado de cara a su recuperación plena.

Sin embargo, esas eventualidades jamás minarán su determinación a la hora de mantener, en la medida de lo posible, el control de su vida cotidiana."He vivido una etapa transformadora, tanto a nivel de salud como en lo emocional, en lo físico y en lo mental. Es verdad que no vas a poder tener el control de lo que te ocurre en cada momento, pero al menos hay que intentar estar al mando de todo aquello que sí puedas controlar y que dependa enteramente de ti", ha sentenciado con optimismo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes