Sarah Jessica Parker jamás trataría de encontrar el amor en Tinder

Aunque está felizmente casada con el también intérprete Matthew Broderick, con el que tiene tres hijos, la actriz Sarah Jessica Parker no ha dudado en compartir públicamente las impresiones que le produce la popular aplicación de citas Tinder, una herramienta a la que ni la artista ni su famoso personaje de Carrie Bradshaw en la serie 'Sexo en Nueva York' recurrirían para conocer a potenciales compañeros sentimentales por muy ajetreadas que sean sus vidas diarias.

"Creo que no podría conseguir citas a través de ese método, ni Carrie ni Charlotte [papel interpretado por Kristin Davis]. Quizá Miranda [la siempre ocupada abogada que encarnaba Cynthia Nixon] si estaría abierta a ello porque jamás tiene tiempo para conocer hombres", reveló la estrella televisiva en conversación con la edición italiana de la revista Vanity Fair.

Además de que la situación de profunda estabilidad que define su plano sentimental y familiar no hace en absoluto necesario que la famosa artista tenga que descargarse semejante programa para estar al tanto del mercado de varones solteros, desde que iniciara su idílico romance con su marido Sarah Jessica nunca ha tenido curiosidad alguna por imaginarse cómo sería su vida sin la presencia del hombre a quien considera su "persona favorita" de este mundo.

"De verdad que no podría estar más feliz junto a Matthew [padre de su hijo James (14) y de las gemelas Tabitha y Loretta (7)], es mi persona favorita y juntos hemos creado exactamente el tipo de vida que queríamos para nosotros y nuestros hijos. Tenemos una conexión muy particular que no tiene comparación. Compartimos las alegrías y los fracasos individuales como algo que nos es propio a los dos. Él ha hecho que mi vida sea inmejorable", se sinceró en la misma conversación.

Sin embargo, la actriz estadounidense puntualiza que las satisfacciones que le brinda diariamente todo lo relacionado con su matrimonio no está directamente relacionado con el "romanticismo" que irradian muchas relaciones amorosas, ya que a juicio de la intérprete este no es un factor clave a la hora de consolidar el fuerte vínculo entre dos personas que se quieren a todos los niveles.

"El romanticismo es muy importante al principio de una relación, es como la guinda del pastel, lo que enciende la llama del amor. Quiero decir, como cuando estás en un restaurante y lo mejor que tienen en la carta es el suflé. Es algo realmente apetecible, pero no deja de ser superficial. Un matrimonio debe tener bases sólidas y cada uno debe invertir tiempo y esfuerzo en la otra persona", explicó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada