Sharon Stone no trabaja sin recompensa

La veterana Sharon Stone (56) está siendo objeto de un agrio debate público por su repentina decisión de no presentarse en el escenario de los World Music Awards que se celebraron la semana pasada en Montecarlo, un evento en el que tenía que ejercer como maestra de ceremonias, pero que acabó echándola de menos por culpa de un cheque que jamás llegó a su cuenta corriente.

"Sharon llegó a tiempo para el espectáculo y estaba totalmente preparada para sacar lo mejor de sí misma, pero cuando se enteró de que la remuneración que iba a recibir por presentar la gala todavía no se había hecho efectiva, a pesar de que tenía que haberla recibido semanas antes de la ceremonia, decidió darse la vuelta y volver por donde había venido. Su decisión dejó boquiabiertos a todos los responsables de la organización", reveló una fuente al diario The New York Post.Mientras que los representantes de la estrella de cine han confirmado los hechos tal y como se han filtrado -describiendo la información como "correcta y verídica"-, los productores de la entrega de premios no han dudado en criticar abiertamente a la intérprete por no atender a razones y rechazar las numerosas opciones que le ofrecieron para ser recompensada por su trabajo.

"Al principio se negó a recibir un cheque personal que ella misma tendría que canjear, luego dijo que no era conveniente que tramitaran otro cheque a través del banco, y en el momento en que se dio cuenta de que la transferencia bancaria que le podíamos haber hecho no iba a materializarse inmediatamente, optó directamente por dejarnos abandonados", aseguró al mismo medio Melissa Cork, una de las portavoces de la organización de los World Music Awards.

Una vez confirmado que la actriz estadounidense no iba a presentarse ante la comunidad artística en los ya controvertidos premios musicales, la exuberante Pamela Anderson acabó convirtiéndose en la improvisada presentadora que debía encargarse de amenizar la velada y que, sobre todo, tenía por delante la complicada misión de hacer olvidar a todo el mundo el desagradable episodio protagonizado por Sharon Stone."Sharon Stone se ha caído de la programación en el último minuto y me han pedido en el último minuto que suba y trate de conducir la ceremonia. Esto es una locura, pero trataré de hacerlo lo mejor que pueda", bromeaba Pamela en la alfombra roja.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes