Shemar Moore envió por error a su madre un mensaje sexual

Puede que el actor Shemar Moore sea fundamentalmente conocido por haber forjado una extensa carrera como modelo y estrella televisiva que se remonta a principios de los noventa, como atestiguan sus papeles protagonistas en series tan populares como 'Mentes Criminales' o 'The Young and the Restless', pero a partir de ahora también lo será por la anécdota tan divertida y embarazosa que decidió compartir públicamente durante su aparición en el famoso 'talk show' del presentador Harry Connick Jr.

Y es que además de darles toda una alegría a los fans de la primera de las citadas producciones, confirmando el regreso de su personaje, el agente Derek Morgan, en la próxima temporada de la afamada serie policiaca, el intérprete no tuvo reparo alguno a la hora de confesar que, en una ocasión, no pudo evitar que su madre recibiera de él un llamativo mensaje -cargado de referencias sexuales- que en principio debía haber ido a parar a la chica con la que salía en ese momento.

"El caso es que una vez cometí un grave error al tratar de mandar un mensaje de texto. En ese momento tenía novia y mi idea era decirle algo así como: 'Estoy pensando mucho en ti y te echo de menos. Cuando llegue a casa del trabajo, te podrías poner esa cosa que tanto me gusta...' Ya sabes, ese tipo de charla algo erótica", reveló al tiempo que provocaba las risas del público.Justo antes de pulsar el botón de enviar, el guapo artista optó por incorporar a su mensaje expresiones adicionales que le ayudaran a crear el ambiente propicio para una noche de pasión, sin ser en ningún momento consciente de que estaba a punto de protagonizar una de las experiencias más bochornosas de su vida."Después de escribir eso, quise darle algo más de picardía al asunto y puse: 'Cariño, cuando te vea más tarde, oh sí, me voy a convertir en Donkey Kong [el gorila más famoso del mundo del videojuego]'.

Le di directamente a enviar y, acto seguido, me di cuenta de que se lo había mandado a mi madre", explicó sin perder en ningún momento la sonrisa.Aunque poco después pudo comprobar que su madre no le había dado importancia alguna al asunto, en los minutos inmediatamente posteriores a lo ocurrido Shemar trató por todos los medios -pero sin éxito alguno- de enmendar semejante descuido, planteándose incluso la idea de sumergir su teléfono bajo el agua para deshacerse a tiempo del mensaje."¿Conoces esa sensación que te sobreviene cuando mandas un mensaje por error y aparece la línea verde de enviado? En mi caso, solo podía pensar en cómo evitar el desastre, gritando 'No, no no' mientras pensaba en meter el móvil en un vaso de agua. Luego ya asumí lo sucedido y me dije: 'Oh, Dios mío'", explicó en la ya memorable entrevista que concedió en el mencionado espacio televisivo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes