Sienna Miller cree que Instagram es 'adictivo' y que conduce a la 'soledad'

A la actriz Sienna Miller le bastaron cinco días para darse cuenta de que la red social Instagram no va con ella, ya que a pesar de que inicialmente disfrutó con la efusión de "amor" procedente de otros usuarios, con el paso de los días se percató de que su uso le llevaría a sentirse "increíblemente sola".

"Es muy adictivo. Cada mañana me levantaba y había mil usuarios más o los que fueran, además de saludos tan increíbles como '¡Bienvenida!, ¡te queremos!'. Me sentía plena con ese amor inexistente, intangible. Y fue como: 'Tengo que dejar esto'. Al final te hace sentir increíblemente sola. Tengo amigos con una gran actividad en redes sociales y les produce gran ansiedad.

Ese nivel de exposición...", reveló a la revista Vogue.A pesar de que la intérprete -quien tiene una hija de dos años llamada Marlowe con su pareja, Tom Sturridge- disfrutó de su breve experiencia en Instagram, tiene claro que jamás se uniría a Twitter ya que sería incapaz de quedarse de brazos cruzados si alguien empezara a criticarla. "Sería un campo de minas. Si alguien me atacara, por supuesto que respondería", añadió.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes