El ex de Sofía Vergara no renuncia a los embriones que crearon juntos

Aunque la relación sentimental de Sofía Vergara con Nick Loeb terminó oficialmente en 2014, ambos han seguido estando muy presentes en la vida del otro debido a la batalla legal que él inició para llevar a término mediante una gestación subrogada los dos embriones femeninos que crearon un año antes de separarse.

Ahora Nick ha concedido una entrevista en español un idioma que aún no domina por completo al programa "Suelta la Sopa" de Telemundo en la que desvela que antes de su ruptura ya habían intentado convertirse en padres hasta en dos ocasiones con ayuda de una amiga íntima de la actriz, a la que eligieron como gestante sustitucional por expreso deseo de Sofía a pesar de que la mujer tenía ya más de cuarenta años, pero desgraciadamente los dos embarazos acabaron en un aborto espontáneo.

El antiguo prometido de la famosa estrella también ha asegurado que ella nunca tuvo realmente intención de formar una familia con él y que la única razón por la que recurrieron a un método de reproducción asistida es que Sofía que fue madre por primera vez con tan solo 18 años no quería "arruinar" su figura quedándose embarazada de nuevo.

La cancelación de su boda se debió, según Nick, al hecho de que ella le diera siempre largas cada vez que le preguntaba cuándo llegaría el momento adecuado para que tuvieran por fin hijos.

En esa misma conversación, Nick ha insistido en que en el pasado la colombiana se definía como una mujer católica y contraria a las interrupciones voluntarias de cualquier gestación, por lo que él no comprende que ahora quiera destruir los embriones que permanecen congelados algo que considera equivalente a un aborto y a los que llegaron incluso a ponerles nombre: Emma e Isabella.

"Antes de ser famosa, cuando nos conocimos, ella era mucho más conservadora: cuando estábamos juntos era provida. No entiendo por qué ahora quiere matar a mis hijas", ha asegurado el empresario, que ha repetido una vez más que no le reclamaría a su ex ninguna ayuda financiera para criar a las niñas.

"Ahora que ya no le gusta el tema y no quiere responsabilizarse, ha cambiado de opinión, y no entiendo por qué, porque ella no tendría que hacer nada. Mucha gente dice que solo quiero su dinero, y no es cierto. No lo necesito: mi familia tiene dinero y yo también".

"No es como si la quisiera obligar a gestar un bebé. Esto no tiene nada que ver con su cuerpo. Nosotros no creamos un bebé por accidente: no tuvimos sexo una noche y se quedó embarazada. Tomamos la decisión de iniciar un proceso muy complicado y costoso para crear una nueva vida. Y eso es lo que hicimos: crear vida. Y ahora que esa vida existe, ¿por qué destruirla?", ha concluido.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes