Stella McCartney presenta colección realista

PARIS (AP). A juzgar por la cantidad de fiestas glamorosas e inauguración de tiendas en París esta semana podría pensarse que la economía anda próspera, por lo que algunos comentaristas han dicho que la industria de la moda atraviesa un momento de "María Antonieta".

Así que fue un placer ver el jueves ropa de verdad, para mujeres de verdad y con verdadero potencial de ventas, de la diseñadora británica Stella McCartney.

La oferta incluyó bastante carne, y no sólo de las largas piernas de las modelos que desfilaron sobre plataformas transparentes de acrílico. Tonos neutros se mezclaron con suaves rosas en trajes que incluyeron monos de confección con escotes profundos.

Alargadas solapas dieron una nueva proporción a trajes inteligentemente confeccionados, inspirados en el entrenamiento de la diseñadora en Savile Row, el centro de trajes hechos a la medida de Londres. McCartney dijo que aunque su colección era equilibrada daba cabida a la fantasía, aun en los tiempos de crisis.

"En momentos como estos, a veces se necesita algo menos real. Creo que uno simplemente tiene que encontrar un equilibrio", dijo la creativa a la AP entre bambalinas, donde hizo malabares para atender a sus tres hijos pequeños y sus invitados.

"Es decir, en la industria de la moda, sería muy emocionante que todo fuera demasiado real. Creo que la mía sobresale, posiblemente, esta semana en particular, como una de las (colecciones) más realistas, pero creo que uno busca eso aquí en París, lo irreal", añadió.

Sin embargo, su preocupación por la ética es notable en momentos en que las marcas de lujo ofrecen fiestas espléndidas fuera de tono con la amenaza de una recesión económica en Estados Unidos.

Hasta el telón de fondo de su show fue reciclable: un tapiz de fieltro de los aclamados artistas británicos Jake y Dinos Chapman.

"Siempre me inquieta un poco cómo en la industria de la moda gastamos tanto dinero y tiempo en estos desfiles y a la final todo se bota. Quise hacer algo que tuviera un poco más de longevidad", explicó la hija del ex Beatle Paul McCartney.

La verdadera prueba es el resultado final, y el suyo muestra que los clientes están en sintonía con su propuesta. La división de Stella McCartney con sede en Inglaterra anunció el miércoles que sus ganancias se incrementaron casi seis veces, a unos 2 millones de dólares, en el año que terminó el 31 de diciembre del 2007.

Glenda Bailey, editora en jefe de la edición estadounidense de la revista Harper's Bazaar, señaló que la moda ofrece un rayo de optimismo.

"En momentos difíciles, históricamente, la moda siempre ha mostrado su lado más glamoroso. Todo el mundo quiere soñar", dijo a la AP.

"Dicho esto, la moda es también un negocio y es muy importante operar un negocio eficiente", agregó. "Creo que lo que la gente quiere en este momento son ideas, quiere optimismo, y creo que es realmente bueno que tantos de los diseñadores hayan visto el futuro de un modo muy positivo".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada