Steve Martin de gira con su banjo

LOS ANGELES ( AP). Sin introducción o fanfarrias, Steve Martin se trepa al escenario con su banjo ajustado al pecho y acompañado por la banda Steep Canyon Rangers.

Esta vez no hará bromas, aunque se las arreglará para colar alguno que otro comentario gracioso, prque está listo para demostrar su amor por la música a través de las canciones de su álbum de bluegrass, ganador del Grammy, " The Crow: New Songs for the Five-String Banjo".

Martin señala durante la presentación que conoció a los miembros del grupo en una fiesta en Carolina del Norte, " pero cuando estamos en California, le digo a la gente que nos conocimos en una clínica de rehabilitación".

Con ellos, arranca su recital, con tanta convicción y destreza que muestra que realmente no está bromeando. Intérprete del banjo por 45 años, Martin dice que escribió todas las canciones que interpreta durante el concierto, igual que lo hizo con los 15 temas de su álbum, que estuvo un año en la lista de Billboard de los más populares en su categoría.

El actor se embarcó en una gira el año pasado y ahora inicia una segunda parte desde el 19 de abril. Lo vuelve a acompañar el grupo The Steep Canyon Rangers.

El también escritor de 64 años asegura que se enamoró del banjo la primera vez que lo escuchó en la década de 1960 cuando había una gran locura por la música country en el país.

"Simplemente fue su sonido", señaló Martin en una entrevista previa al concierto. " Era como si mis oídos quisieran separarse del resto de los instrumentos y enfocarse solamente en (el banjo), y siempre me ha encantado".

Durante la presentación dijo al público, compuesto por aproximadamente 250 personas, que una de las cosas que más aprecia de su instrumento es " su elemento de tristeza y melancolía _ como la expresión en la cara de mi agente cuando le dije que quería hacer una gira".

Pero cuando habla con la prensa sobre su pasión, no hay bromas que valgan. Encara el tema con la misma formalidad y concentración que cuando lo hace acerca de sus proyectos de escritura o actuación, con pausas intermitentes para acomodar el banjo en sus piernas.

Luego de dos meses de gira con los Steep Canyon Rangers el año pasado y de ganar un Grammy en enero, Martin se ha convertido en un embajador accidental del banjo y de la música bluegrass.

Se aventura a decir que quizás apenas la mitad de los que asisten a sus conciertos lo hacen por amor al bluegrass y el banjo, " pero todos se van a sus casas muy felices".

El éxito de Martin con su banjo le ha inyectado un nuevo empuje al bluegrass, opina el líder de los Rangers, Woody Platt.

" La fama de Steve como persona, comediante, y actor, creo que es realmente maravillosa para la música bluegrass" declaró Platt. " Somos un mercado de nicho y necesitamos tantas cosas como podamos para ampliar el espectro de escuchas".

Martin afirma que seguirá escribiendo, con una nueva novela que se publica en noviembre, y actuando, con una cinta en puerta junto a Jack Black y Owen Wilson titulada " The Big Year" ("El gran año"), pero parece que su corazón realmente está anclado en la música.

" Me gusta todo, pero encuentro que la música ciertamente me lleva a un nuevo grupo de personas que de verdad, de verdad, me gusta", afirma. " Con ella uso otra parte de mi cerebro y es simplemente otra experiencia para mí, otra disciplina que es realmente divertida e inusual".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada