Steve Martin muestra su otra personalidad, la de músico

LOS ANGELES ( AP). Sin presentación previa ni veleidades de celebridad, el comediante Steve Martin entra al escenario con la banda country Steep Canyon Rangers y un banjo colgando de su cuello.

No está allí para contar chistes, aunque suelta algunos. Se encuentra allí para tocar música, melodías de su álbum de bluegrass ganador de un premio Grammy: " The Crow: New Songs for the Five-String Banjo" (El cuervo: Nuevas canciones para banjo de cinco cuerdas).

Martin dijo a la multitud que conoció a la banda en una fiesta en Carolina del Norte, " pero cuando estamos en California, digo a la gente que nos conocimos en rehabilitación".

Dicho esto, el actor y comediante comienza a tocar, con tal convicción y habilidad que es claro que no está bromeando. Martin, quien ha tocado el banjo durante 45 años, dijo que escribió todas las canciones del concierto de una hora, al igual que las 15 melodías de su álbum, el cual estuvo un año en la cima de las listas de popularidad de Billboard en el estilo bluegrass.

El año pasado realizó una gira por el país tocando banjo y el 19 de abril inició su segunda gira nacional. Los Steep Canyon Rangers son su banda de apoyo.

El actor y compositor de 64 años dice que se enamoró del banjo la primera vez que lo escuchó durante el furor de la década de 1960 por la música folclórica.

" Me encandiló su sonido", señaló Martin en una entrevista antes de salir al escenario. " Fue como si mis oídos trataran de aislar los otros instrumentos y enfocarse en lo que es ese instrumento, siempre lo he amado", agregó.

Martin dijo a la audiencia del teatro Largo de 250 butacas que admira los "elementos de tristeza y melancolía" del banjo, " como la expresión de la cara de mi agente cuando le dije que quería realizar una gira de banjo", bromeó.

Cuando Martin habla sobre música con un reportero, empero, no hay chistes. El trata el tema con la misma seriedad y concentración con que enfoca sus guiones y proyectos de actuación.

Después de pasar dos meses de gira con los Steep Canyon Rangers el año pasado y de ganar el Grammy en enero, Martin se ha convertido por accidente en un embajador del banjo y de la música bluegrass.

El conjetura que sólo la mitad de la multitud que asiste a cualquiera de sus conciertos lo hace por el bluegrass y la música de banjo, " pero todos se retiran muy felices", señala.

El éxito de Martin con el banjo ha impulsado el bluegrass, comenta Woody Platt, líder de la banda.

" La notoriedad de Steve como persona, como comediante, como actor, realmente es maravillosa para la música bluegrass", señala Platt. " Somos un nicho de mercado y necesitamos tantas cosas como podamos obtener para ampliar el espectro de escuchas", agregó.

Aunque Martin planea seguir escribiendo (en noviembre publicará una novela) y actuando (su próxima película es " The Big Year", con Jack Black y Owen Wilson), parece que su corazón está en su música.

"Me gusta todo, pero estoy encontrando que ciertamente la música me introduce a todo un grupo nuevo de gente que realmente, realmente me agrada", dice Martin. " Utiliza otra parte de cerebro y simplemente es otra experiencia para mí, otra disciplina que es realmente divertida e inusual", agrega.

Las giras no son nada nuevo para Martin, quien actuó en el circuito de comediantes de bares. Pero interpretar música en gira es diferente a narrar chistes.

" Prefiero por mucho la música", señala Martin. " Porque en la comedia, estás en el escenario, nunca termina. Nunca terminas de preocuparte. Pero una canción dura tres minutos", añadió.

Y es reconfortante" mirar a la multitud y ver a la gente tarareando felizmente acompañada de la música, dice Martin.

Su gira incluye escalas en el Festival de Jazz de Nueva Orleáns y el Festival Bonnaroo de Música y Arte en Tenesí. También espera componer un segundo álbum para banjo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada