Steven Spielberg prefiere no recrearse en su glorioso pasado

El director Steven Spielberg ha vuelto a poner de manifiesto que, a sus 71 años y con una dilatada trayectoria cinematográfica a sus espaldas, no tiene intención alguna de retirarse en el corto plazo y tampoco de reducir sensiblemente el infernal ritmo de trabajo al que se ha visto sometido en los últimos tiempos.

Y es que como él mismo ha confesado, la hiperactividad forma parte de su naturaleza personal tanto como su tendencia a mirar siempre hacia el futuro."Siempre me he movido de un proyecto a otro con mucha rapidez, así que no suelo mirar atrás demasiado. Por eso no me siento a ver mis películas después de haberlas hecho. A veces me lleva años atreverme a ver una de las películas que hice en el pasado, y con frecuencia la quito a los cinco minutos", ha expresado el aclamado cineasta al diario The New York Times.

A diferencia de otras grandes figuras de la cultura y el espectáculo que, una vez alcanzada la cima y necesitados de un merecido descanso, se centran en reflexionar abiertamente sobre su legado y su impacto en la cultura popular, Spielberg prefiere aprovechar su amplia experiencia y su sabiduría para narrar historias cada vez más complejas, socialmente relevantes y, sobre todo, relativamente independientes de los criterios más comerciales de la industria.

"Estoy demasiado ocupado estos días, tanto en mi vida privada como en la profesional, como para dedicarle tiempo a evaluar los éxitos o los fracasos de mi vida. En estos momentos siento una responsabilidad más profunda que me lleva a hacer películas con un mensaje o trascendencia social. Ahora mismo, si tuviera que elegir entre una historia sobre un episodio relevante del pasado o una que sepa que le va a encantar al público, apostaría por la historia en lugar de por la cultura popular", ha explicado en la misma conversación.

En el transcurso de solo unos meses, el versátil realizador ha pasado de estrenar una de esas cintas de corte histórico que tanto han caracterizado su trabajo en la presente década -'Los papeles del Pentágono'- a presentar en todo el mundo su adaptación del libro 'Ready Player One', lo que curiosamente supone un regreso por todo lo alto al género de la ciencia ficción que tantas alegrías le dio en las décadas de los 80 y 90.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes