Suiza pondrá a Polanski en arresto domiciliario el viernes

BERN, Suiza ( AP). Luego de pasar más de dos meses en la cárcel, Roman Polanski será puesto bajo arresto domiciliario en su chalet de los Alpes el viernes, dijeron las autoridades.

El cineasta de 76 años tendrá que permanecer en la residencia y usar un brazalete de monitoreo electrónico mientras Suiza decide si lo extradita a Estados Unidos por haber tenido relaciones sexuales con una niña de 13 años en 1977.

" Polanski será transferido el viernes a Gstaad", declaró Folco Galli, vocero del Ministerio de Justicia suizo. Indicó que el director podría estar en su casa para principios de la tarde.

Galli dijo el miércoles que no haría más comentarios hasta que Polanski llegue a su chalet.

El director de clásicos como " Rosemary's Baby", " Chinatown" y " El pianista" consiguió la semana pasada que una corte aceptara su oferta de fianza, pero las autoridades lo retienen hasta que pague todo el monto de 4,5 millones de dólares exigidos por la corte. Los estándares suizos difieren de los de países como Estados Unidos, donde a menudo basta con pagar sólo un porcentaje de la fianza.

Polanski ha estado bajo la custodia suiza desde su arresto el 26 de septiembre, por orden estadounidense, al llegar a Zurich para recibir un premio a su trayectoria en un festival de cine. Las autoridades en Los Angeles lo quieren de vuelta para sentenciarlo tras haber pasado 31 años fugitivo.

Se encuentra en una cárcel en Winterthur, cerca de Zurich, donde lo han visitado recientemente su abogado suizo y el cónsul general de Francia. Pero no estuvo claro si será transferido directamente a Gstaad, o trasladado primero a otro lugar para que le coloquen el dispositivo de monitoreo.

Polanski fue acusado inicialmente de violar a la niña tras servirle champaña y darle una pastilla de Quaalude durante una sesión de modelaje en 1977. Enfrentaba seis cargos que incluían violación mediante el uso de drogas, abuso de menores y sodomía, pero se declaró culpable de un cargo menor de coito sexual ilegal a cambio de que se desestimaran el resto de los cargos.

El juez lo mandó a prisión por 90 días para una evaluación psicológica. El evaluador liberó a Polanski tras 42 días, pero el juez dijo que lo pondría tras las rejas nuevamente para que cumpliera el resto de la pena.

Polanski se fugó de Estados Unidos el 1 de febrero de 1978, mismo día que sería formalmente sentenciado. Desde entonces ha vivido en Francia, que no extradita a sus ciudadanos.

El realizador alega que el juez y los fiscales estadounidenses actuaron indebidamente en su caso. Sus abogados pedirán en diciembre ante un tribunal de apelaciones en California que se desestimen los cargos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada